El fan de una serie de Netflix halla los restos de una de las 3 niñas desaparecidas hace 28 años

Miriam García, Toñi Gómez y Desirée Hernández, es el nombre de las tres adolescentes de catorce y quince años de Alcàsser, una localidad de Valencia, España, las tres desaparecieron la noche del viernes 13 de noviembre de 1992.

Ellas se dirigían a una discoteca de Picasent, en la que celebraban una fiesta de su colegio.

El 27 de enero de 1993, cuando habían transcurrido 65 días desde que fueron vistas por última vez, dos apicultores hallaron los cuerpos semienterrados en el barranco de La Romana, cerca del pantano de Tous.

El crimen conocido como “caso Alcàsser”, conmocionó a toda España. Según las investigaciones, Antonio Anglés, de 26 años y Miguel Ricart, de 23; son los autores del hecho.

Antonio Anglés, autor de los hechos, huyó, mientras que Miguel Ricart fue detenido, juzgado y condenado a 170 años de cárcel, de los cuales solamente cumplió 21.

El año pasado, el caso volvió a ocupar espacio en los medios cuando el fan de la serie de Netflix que habla sobre el crimen acudió al lugar de los hechos motivado por la curiosidad.

En el lugar, el joven identificado como Vicente, encontró restos óseos que después de ser analizados, comprobaron que pertenecían al cuerpo de Miriam, una de las niñas desaparecidas.

Los restos óseos hallados por el joven son cuatro partes de falanges, las cuales trasladó al cuartel de la Guardia Civil, donde hicieron las primeras investigaciones y los trasladaron al laboratorio de criminalística de la Comandancia de Valencia y el Instituto de Medicina Legal de Valencia, quienes determinaron que eran humanos.

El Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses determinó que los cuatro huesos pertenecían a la adolescente.

Las autoridades citaron a la madre de Desirée y al padre de Miriam para recoger muestras de saliva con las cuales comparar. Finalmente, el Departamento de Barcelona del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses confirmó que los restos pertenecían a Miriam.

Después de conocer el resultado de las pruebas de ADN, los medios locales han hecho público que los restos óseos pertenecen a una de las menores.

Fernando García, de 68 años, el padre de Miriam, recibió una llamada en la que le informaron sobre el hallazgo hecho por un fan de la serie de Netflix dedicada al caso que se trasladó a la finca en la que aparecieron los cuerpos para visitar el lugar y llevar flores.

El padre de Miriam dijo: “Alguien puso allí los huesos de mi hija para que alguna persona los encontrara, igual que en su momento alguien puso allí una mano que sobresalía de la tumba para que la encontrasen los colmeneros. Alguien tenía interés en que esto pasara y pasó”.

La noticia de los restos que localizó el espectador de la serie de Netflix causó conmoción, el padre de Miriam mantiene la esperanza de encontrar respuestas sobre el crimen de su hija. Compártela.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!