El extraño negocio detrás de los zapatos y calcetines usados por las azafatas

Por extraño que parezca, vender los zapatos malolientes o las medias viejas de las azafatas es un excelente negocio que hace feliz a muchos hombres y que les deja ganancias de por lo menos 100 dólares a las bellas mujeres.

En la actualidad, hay más de un grupo de Facebook o página en la que se pueden adquirir tanto medias como calzado de azafatas a diferentes precios y cada vez se suman más mujeres a este negocio


Tal es el caso de María Fernández, una azafata española, que se enteró de este extraño mundo hace apenas un par de años cuando se encontraba trabajando en el Aeropuerto de Barajas en Madrid y un completo desconocido se le acercó para hacerle una peculiar propuesta al entregarle su tarjeta personal.

“Cuando vayas a tirar tus zapatos, detente. Estoy interesado en comprarlos por cincuenta dólares. Los uso de modo personal. Me gusta olerlos”, dijo el misterioso hombre.


En ese entonces la propuesta le resultó más que descabellada a María y se rehusó completamente a caer en tal práctica. En la actualidad, la compra venta de estos objetos personales con fines sexuales se realiza mediante múltiples plataformas a través de Internet, en lugar del intercambio cara a cara que se realizaba diez años atrás.

Uno de los grupos más populares en el que se pueden adquirir zapatos y medias de las lindas azafatas es el llamado “Well worn cabin crew shoes buy & sell”, con miles de miembros ávidos de encontrar las mejores ofertas, como promociones al 2 x 1.


El hombre que le había extendido su tarjeta en un primer momento a María Fernández se ha convertido en el responsable de uno de esos grupos de compra venta en Facebook. Los administradores de estos grupos para fetichistas suelen cobrar un porcentaje del valor de la compra, el cual equivale a unos 10 dólares.

Si bien las transacciones se confirman por mensaje privado, el estimado del valor de la misma suele ser de al menos 100 dólares ¡muchísimo dinero por un par de zapatos viejos y malolientes! En los grupos se publican imágenes de los zapatos o los calcetines de manera individual y también de las azafatas luciendo sus prendas dentro del avión.


Además, las imágenes van acompañadas de descripciones que se utilizan a modo de publicidad, en las que se resaltan las características que más excitan a estos fetichistas: el tiempo de uso y el mal olor de las prendas.

“Son fetichistas. Cuánto más usados estén, mejor. No conozco a ninguna azafata que lo haga en España, al menos de mi entorno de trabajo, pero estoy segura que más de una se lo ha planteado o lo ha hecho para ganar dinero extra”, señala María.


Adquirir artículos personales utilizados por distintos tipos de mujeres profesionales se ha hecho cada vez más común, principalmente hacia las azafatas y enfermeras, debido a que según psicólogos especialistas visten un tipo de uniforme que oculta ciertas partes de su cuerpo y les hace ser irresistibles.

Cuéntanos en los comentarios qué piensas sobre esta historia. ¿Venderías tus viejos zapatos y calcetines?

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!