El extraño caso de unos mellizos que nacen con 3 meses de diferencia impresiona al mundo

Cuando Lilya Konovalova supo que estaba embarazada de mellizos comenzó a prepararse para la llegada de sus pequeños con mucho alegría. No podría imaginar que el nacimiento de sus hijos sería tan único que se convertiría en un caso que sólo es posible cada 50 millones.

Los pequeños nacieron con casi 3 meses de diferencia dejando a los médicos sumamente impactados y en la búsqueda de una explicación.

Lilya Konovalova tiene 29 años.

En mayo, Lilya llevaba tan sólo 25 semanas de embarazo pero comenzó a sentirse mal. Acudió al hospital y antes de darse cuenta uno de sus bebés ya había nacido.

El 24 de mayo nació una niña a la que llamaron Liya. Nadie podía entender cómo esto no había provocado el nacimiento del otro bebé que venía en camino; pero tras una serie de pruebas encontraron la respuesta.

“Estaba muy preocupada por la vida de mi bebé prematuro”.

Lilya tiene dos úteros, una extraña condición congénita. Sus bebés se habían estado formando en úteros completamente diferentes de manera que el segundo pequeño parecía dispuesto a completar los nueve meses de su formación.

“Cuando me dijeron que tenía una condición tan extraña quedé en completo shock”.

La bebé Liya fue ingresa en cuidados intensivos y con el tiempo fue ganando peso y volviéndose cada vez más fuerte. Cuando estaba a punto de cumplir su tercer mes de vida ya estaba preparada para darle la bienvenida a su hermano. Maxim nació el 09 de agosto pesando casi 3 kilos.

La bebé Liya nació pesando tan solo 512 gramos.

Ahora la familia se encuentra completa y unida. Lilya no puede creer todo lo que ha sucedido y se siente muy agradecida con su equipo médico por haber logrado lo que sin duda es un milagro.

Este fue el primer caso de un embarazo de este tipo en Kazakhstan.

Ella misma no tenía idea de su condición médica pero ellos lo descubrieron justo a tiempo y la mantuvieron en observación para velar por la salud de sus dos hijos.

“Los médicos fueron geniales. Demostraron ser unos verdaderos profesionales”.

Además de que es sumamente extraño que los embarazos múltiples tengan nacimientos diferentes, los pocos casos que han sido reportados no cuentan con fechas tan separadas como las 11 semanas de los hijos de Lilya.

Por suerte, todo salió bien y esta dulce familia pronto podrá ir a casa para seguir recuperándose. No te vayas sin compartir este insólito caso en tus redes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!