El espeluznante hallazgo de más de 200 tumbas que deja a los investigadores desconcertados

Cada cierto tiempo, los arqueólogos sorprenden al mundo con hallazgos inquietantes que revelan cómo eran las culturas más antiguas del planeta. Sin embargo, algunos de esos descubrimientos muestran detalles perturbadores que nos dejan con más preguntas que respuestas.

A partir de una reciente excavación, un grupo de arqueólogos encontró lo que se supone fue un cementerio con al menos 200 tumbas y más de cuatrocientos años de historia. Evidencia de osamentas y las huellas de donde estaban sepultados los cuerpos y ataúdes no dejan lugar a duda de que, ciertamente, el lugar data del siglo XVII.

Tal parece que en aquella región de Sutton Hoo, en Suffolk, Reino Unido, lugar de vital importancia para los estudiosos de la Edad Media confluyeron hombres, mujeres, niños y bebés, cuyas siluetas pudieron detectarse y asombraron a los expertos, ya que se trata de uno de los descubrimientos principales para toda la comunidad arqueológica británica.

Sutton Hoo aportó información valiosa sobre ese período en Inglaterra; período que hasta ahora había sido muy poco estudiado y documentado, además de su antigüedad, tamaño, rareza e importancia histórica. Al parecer, desde el siglo VI una comunidad agrícola se ubicaba detrás del cementerio.

En el yacimiento se develaron siluetas de arena y manchas en los huesos, muy fáciles de observar debido al alto nivel de acidez de los suelos de la zona.

Si bien las huellas no se encontraban en buen estado de conservación, sin duda ayudaron a revelar los 191 entierros y 17 cremaciones hechas en este sitio milenario.

“Estas sombras también revelaron rastros de los ataúdes de madera en los que estaban enterrados algunos de los individuos”, dijo el arqueólogo Andrew Peachey.

Asimismo, los expertos concluyeron que, efectivamente en el cementerio vivía dicha comunidad agrícola.

Se hallaron alambres fabricados con una aleación de cobre, pequeños cuchillos de hierro, broches e incluso monedas de plata.

También se encontraron espadas, puntas de lanza, dagas de hierro y algunos escudos, trozos de cerámica, ámbar y vidrio dentro de las tumbas.

Voceros del Servicio Arqueológico del condado de Suffolk han calificado de extraordinario y muy “significativo a nivel nacional” el hallazgo, conscientes de la necesidad de mantener una supervisión permanente del lugar, así como de registrar minuciosamente cada una de las labores que se realizan en este verdadero tesoro de la historia de Inglaterra.

“Es importante que supervisemos y registremos este trabajo para que podamos comprender la comunidad enterrada aquí y sus conexiones con otros hallazgos”, añadió el doctor Peachey.

El cementerio ya fue excavado completamente y allanado el camino para la realización de próximos estudios que sirvan para develar más detalles sobre los 200 anglosajones que fueron enterrados en este y otros lugares aledaños.

La arqueología es una disciplina tan importante como entretenida. Cada año nos sorprende con estos hallazgos que nos hacen replantear aspectos del conocimiento, algunas veces poniéndonos los pelos de punta, no te vayas sin compartir este.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!