Revelan los 5 hábitos con los que Jessica Simpson perdió 45 kilos

Con la gestación el cuerpo de la madre se modifica para permitir el desarrollo y crecimiento del bebé. El aumento de peso en esta hermosa etapa en condiciones normales está entre 11 y 15 kilos. Jessica Simpson después del parto superó los cien kilos, pero gracias a los consejos de su entrenador personal recuperó su impactante figura.

Jessica Simpson es una cantante, actriz y empresaria estadounidense, de 39 años que está casada con el exjugador de la Liga Nacional de Fútbol Americano Eric Johnson. Son padres de un niño de nombre Maxwell Drew, una niña, Ace Knut; y la recién integrante de los Johnson, la hermosa Birdie Mae.

Con el embarazo de Birdie, el aumento de peso de Jessica fue sorprendente, después del parto llegó a pesar 108 kilos.

Ella nunca ocultó su figura a los medios, hay fotografías donde se observa a la artista con su voluminosa barriguita, piernas gruesas y pies inflamados.

La mujer necesitaba recuperar su hermoso cuerpo, así que buscó ayuda en Harley Pasternak quien ha sido su entrenador por más de diez años.

Ambos trabajaron en un sistema adaptado a las necesidades de la actriz, basado en una dieta altamente proteica y una rutina bien planificada de trabajo físico. Trataron de hacer un esquema diferente a los utilizados en anteriores oportunidades, donde daban mayor peso a los entrenamientos físicos.

“Aunque los entrenamientos continuaron, el foco se puso en el tiempo que pasaba fuera del gimnasio“, destacó el entrenador.

Pasternak concentró el programa en cinco hábitos para llevar una vida más saludable.

“Nos aseguramos de que Jessica diera, al menos, 12.000 pasos cada día antes de irse a la cama, también que durmiera por lo menos siete horas cada noche y que se desconectara de la tecnología al menos una hora diaria”, agregó el experto.

Aunado a esos tres aspectos, se incluyeron los entrenamientos de resistencia cada dos días, y muchísimo cuidado con la alimentación de Jessica.

Su dieta comprendía tres comidas y dos snacks entre horas, esta merienda se recomendaba que fuese siempre basada en proteínas y fibras. La idea era que no se sintiera asfixiada con una dieta rigurosa desde el día uno, sino alimentarse sanamente sin sentirse presionada ni pasar hambre, se trataba de crear hábitos.

Para el entrenador la actitud es primordial, y Jessica tiene la mejor actitud posible.

“Siempre es muy positiva, dulce y honesta con cómo se siente acerca de lo que está pasando. Creo que es por eso que la gente conecta tanto con ella”, dijo Pasternak.

Gracias a la puesta en práctica de los cinco consejos de su entrenador, la estrella dio a conocer su nueva imagen corporal.

“6 meses. 45 kilos menos (sí, la balanza llegó a 108). Mi primer viaje después de Birdie Mae y emocionada por muchas razones, pero muy orgullosa de sentirme como yo otra vez. Incluso cuando me parecía imposible, elegí trabajar más duro”, escribió Jessica.

¡Bravo, lo que logra la tenacidad, y el amor por uno mismo! Jessica consiguió adelgazar y se siente feliz.

Comparte esta motivadora historia con todos tus amigos y conocidos. El sobrepeso puede representar un problema de salud, por eso es importante combatirlo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!