El emotivo momento en el que un niño de 6 años tiene que despedirse para siempre de su hermanita

El fallecimiento de un familiar siempre es una situación devastadora, más aún si hablamos del caso de un ser que estaba empezando a vivir. Por ese motivo la fotografía que Matt Sooter compartió en Facebook sobre sus hijos no pudo menos que conmover los corazones de miles de cibernautas.

En la imagen se observa a su pequeño hijo  Jackson Sooter, de 6 años, justo cuando se despidió de su hermanita Adalynn Sooter, quien falleció en el mes de junio de 2018.

Adalynn fue diagnosticada con glioma pontino intrínseco difuso (DPIG) en 2016 después de que los médicos descubrieran un tumor que crecía en su tronco encefálico. En ese momento las esperanzas de vida eran de sólo meses pero Addy, como cariñosamente le decía su familia, supo romper todo pronóstico.

La escena realmente desgarradora refleja un duro momento, no sólo para la familia sino para el inocente Jackson.

Aunque la despedida era algo bien sabido por todos, no dejó de ser difícil para la familia y de forma especial para Jackson.

“Un niño pequeño no debería tener que despedirse de su compañera de travesuras, su compañera de juegos, su mejor amiga: su hermana pequeña. No es así como se supone que debe ser. Pero este es el mundo injusto en el que vivimos”, escribió Matt en Facebook.

Addy superó el pronóstico y logró vivir 18 meses más de lo indicado por los médicos, pero a principios del 2018 ya se había debilitado. Un mes antes de su fallecimiento, Matt ofreció una declaración en la que revelaba estar preparado para lo peor.

“Mientras hacemos todo lo posible para cambiar el resultado no sabemos si podremos ganar esta pelea. No nos hemos rendido, pero parece que estamos perdiendo la batalla“, confesó el padre en ese momento.

Más de un año después de la partida de Addy, las imágenes de la despedida con su hermano Scott han vuelto a circular y su familia compartió un emotivo mensaje para la pequeña cuando se cumplieron doce meses de su pérdida:

“Ha pasado un año desde que nuestra pequeña se fue al cielo. Desde hace 365 días nos falta su sonrisa, su risa, su olor, todo sobre ella. Mucho ha pasado en el último año sin ella aquí. Nos mudamos, otra vez, ella tuvo un hermano pequeño, hemos ido a nuevos lugares y hemos hecho cosas nuevas. Nos hemos perdido de tenerla aquí en tantos eventos familiares.

Ella debería haber ido a la escuela infantil este año. Ella debería haber completado otro año de Awana en la iglesia. Ella debería haber pasado los últimos tres meses cuidando de su hermano pequeño y amándolo. ¡Te echo mucho de menos niña! Sabemos que nos volveremos a ver, pero te echo mucho de menos hasta entonces”.

Desde lo más alto del cielo, Addy seguro está cuidando a sus papitos, a Scott y a su nuevo hermanito. Esperamos que la familia pueda seguir adelante encontrando consuelo en los hermosos recuerdos.

Vale la pena compartir el testimonio de estos padres que nos invitan a ser agradecidos y a valorar cada segundo la presencia de quienes amamos antes de que sea demasiado tarde.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!