El emotivo deseo de Navidad de un niño de 5 años que sueña con una “cara nueva”

Bakhtiyer Sindrov es un niño de 5 años que sufrió terribles quemaduras en su rostro después que un devastador incendio afectara su casa mientras él dormía junto a una chimenea cuando era un bebé. Perdió su nariz, su cabello, sus orejas, y a pesar de tanto dolor ha sido siempre muy valiente.

Su vida cambió por completo, algunos lo rechazan por la apariencia de su rostro haciendo más difícil que supere el trauma psicológico de tan dura experiencia.

En esta Navidad, Bakhtiyer le pidió a Papá Noel un deseo muy especial: una cara nueva.

Su petición ha conmovido a millones de personas esto es lo que dice su carta:

“Papá Noel me quemé cuando era un niño pequeño, perdí mi cara en el fuego y desde entonces tengo que esconderme de las personas porque me tienen miedo. Me tengo miedo cuando me miro en el espejo. No tengo nariz, orejas ni pelo. Mi mamá dice que no iré a la escuela.

Me duele a menudo, pero no lloro. Mi madre lo hace, Papá Noel, por favor, dame una cara nueva, entonces dejaré de llorar. Solo quiero ser como otros niños”.

El pequeño Bakhtiyer no asiste a la escuela y sus padres ocultan su rostro cuando salen a la calle, Olga Ryabeva, amiga de la familia, dijo: “Era muy pequeño cuando su cara, su cabeza, su cuello y sus hombros se quemaron, básicamente se estaba derritiendo vivo”.

Bakhtiyer no puede escribir, pero le dictó a su padre lo que quería decirle a Papá Noel en su carta, que fue enviada a la organización benéfica “Ya ryadom” en la ciudad de Almaty, Kazajstán.

VER TAMBIÉN:  Durante la boda le dio la espalda a la novia para declararle su amor a una de las invitadas

La familia del niño no cuenta con los medios económicos para pagar un tratamiento médico y la reconstrucción de su rostro, fue atendido años después del incendio cuando la ONG conoció su caso y lo ayudó.

Desde el año pasado Bakhtiyer es atendido en la clínica MedIndia en India, a través de una cirugía reconstructiva los médicos lograron que tuviera nuevos labios, dientes, y párpados.

El pasado mes de julio le colocaron implantes en el cuello para estirar su piel, esa piel será usada para reemplazar la de su rostro que se quemó por completo.

Bakhtiyer será sometido a otra operación reconstructiva a finales de este año, es un procedimiento difícil y doloroso, pero le devuelve la esperanza de crecer como un niño normal y vencer el miedo que siente cuando se ve a sí mismo.

Es admirable cómo el niño ha sabido enfrentar las adversidades de su condición, muy pronto podrá volver a sonreír gracias a la solidaridad de la organización que lo ha ayudado, los sueños siempre se pueden cumplir, y Bakhtiyer cumplirá todos los que alberga en su corazón.

Metro

Comparte con tus seres queridos el deseo de este niño que nos recuerda el valor de ser agradecidos y la importancia de ser comprensivo y solidario con los demás.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!