El diseñador del vestido de novia de la actriz Ninel Conde termina decepcionado y arrepentido

Existen miles de libros, artículos y ensayos dedicados a las diferentes fórmulas y estrategias para retener a nuestros mejores colaboradores, sin embargo, en muchas ocasiones nos solemos olvidar de la fórmula más sencilla, barata y efectiva, que es el reconocimiento.

Contra todo pronóstico y a pesar de la pandemia de coronavirus, la actriz mexicana Ninel Conde sí se casó con el empresario Larry Ramos. La boda fue un tema que causó polémica desde que se anunció, pues el hombre con quien se comprometió tiene varios problemas legales con la familia de la cantante Alejandra Guzmán.

Pero, la cosa no queda allí. El “Bombón Asesino”, como también se le conoce a la actriz, decidió no pagar su vestido de novia en metálico al prestigioso diseñador Benito Santos, ya que considera que con la publicidad es suficiente pago.

Esto es algo a lo que no solo los artistas deben enfrentarse. La falta de reconocimiento sucede a diario en el ámbito laboral, cualquiera que este sea. Lo cierto es que la cantante y actriz pareciera haber pensado que, con tan solo reconocer y lucir la obra del famoso modisto azteca, sería suficiente para no tener que darle ni un centavo.

Según la información que reveló una fuente cercana al programa de chismes y variedades “Suelta la Sopa”, el famoso diseñador de modas le envió la factura del vestido de novia a Conde, quien se mostró muy sorprendida al recibirla, pues le dijo descaradamente a Santos que, según ella, con hacerle publicidad en sus redes sociales ya habían saldado la deuda.

Benito, por su parte, muy cortésmente habría decidido no manchar su carrera involucrándose en un escándalo de este tipo, y cedió el vestido a Ninel, asegurando que de haber sabido que la actriz se comportaría de esa manera, nunca le hubiera dado un diseño tan personal y exclusivo, hecho a su medida.

“De haber sabido que se comportaría de esa manera, jamás le hubiera diseñado un traje solo para ella”, comentó Benito Santos

Benito Santos se ha encargado de vestir con su arte a cientos de famosas, se ha ganado una gran reputación y es muy querido en el medio artístico. Ximena Navarrete, Anahí, Aislinn Derbez, Geraldine Bazán, Bárbara Mori, Bárbara de Regil, Marimar Vega, son tan solo algunas de sus clientas.

El hecho causó consternación y enfado en los usuarios de las redes sociales, quienes, de inmediato repudiaron la reacción tan despótica y facilista con la que la mexicana respondió al diseñador de modas.

“Todos los créditos de su publicación en las redes, de seguro son de los que hizo trabajar de gratis”, se lee en uno de los comentarios.

Finalmente, Santos rompió el silencio y nos dejó a todos boquiabiertos cuando aclaró que el vestido de novia, que parece de cuento de hadas, fue una colaboración entre él y la cantante. Agradeció el cariño y la confianza que recibe su marca, así como a todas las figuras del espectáculo que lo han apoyado.

Sea como sea, es necesario crear una cultura del reconocimiento al esfuerzo y al trabajo en todos los ámbitos, impulsar la creatividad y la innovación, venga de donde venga. Comparte esta noticia con tus amigos.