El director de la escuela se acerca al niño que se negaba a quitarse su sombrero en la clase

El director de una escuela está dando mucho de qué hablar, después de su inesperado gesto hacia un pequeño niño que se negaba a quitarse su sombrero en medio de la clase.

Lejos de mostrar su autoridad, dureza o frialdad, como muchos hubieran esperado, su acto lleno de sensibilidad y empatía, ofreciéndole su consuelo, ha dejado a muchos sin palabras.

Su invaluable acción indudablemente ayudó al pequeño que se sentía inseguro, porque temía que su apariencia pudiera convertirlo en blanco de comentarios negativos.

escuela

Jason Smith es el director de la Escuela Primaria y Secundaria de Stonybrook, en Indiana (Estados Unidos).

Desde hace muchos años ha desarrollado esta labor velando por el bien de todo el personal de la escuela y de cada uno de los estudiantes.

Recientemente, Jason tuvo que dar una pequeña pausa en su apretada agenda del día para lidiar con un estudiante que se negaba a quitarse su sombrero durante la hora de clases.

“Me senté a hablar con él y simplemente le pregunté: ´¿Por qué? ¿Qué está sucediendo realmente?’”, explicó Jason.

El menor le explicó al director que había tenido un mal corte de cabello y temía ser el hazmerreír de todos sus compañeros.

Todo sabemos muy bien que un detalle en tu vestuario o en tu corte de cabello puede llegar a convertirse en una verdadera pesadilla.

“Están en una edad donde lo que piensen y digan los demás es demasiado importante”, reflexionó el director.

En una situación así, cualquier otro director habría enviado al joven directo a casa por desobedecer las órdenes del profesor. Sin embargo, Jason decidió abordar el problema de una manera muy diferente.

Para él era más importante hacer sentir mejor al niño, se conectó con sus temores y su vulnerabilidad, y actuó en base a eso para apoyarlo. Su actitud es un ejemplo para todos, un simple gesto puede hacer una gran diferencia en la vida de un niño.

“Yo he estado cortando mi cabello la mayor parte de mi vida. Jugué baloncesto y siempre era el encargado de cortar el cabello a mis compañeros antes de cada juego”, explicó el director.

Jason sintió una profunda empatía por el pequeño y entendió por completo la situación. Habló con él durante unos minutos y le explicó que él podía ayudarlo con su corte de cabello.

Después de todo, también tenía un hijo de 17 años al que rasuraba constantemente. Expulsarlo y enviarlo de vuelta a casa no solucionaría el verdadero origen del problema. De lo contrario, sólo le causaría un conflicto más con sus padres.

“Si voy a casa a buscar mis tijeras y mi máquina para alinear tu corte de cabello, ¿volverás a clase?”, le preguntó el director.

Nadie imaginó que el director llegaría tan lejos con tal de hacerlo sentir mejor

director

Ambos hicieron un acuerdo. El director no sólo se había tomado el tiempo para hablar con él, sino que también condujo hasta su casa para buscar las tijeras y la máquina rasuradora.

“Esto es realmente comprender el concepto de liderazgo. A veces es necesario hacer algo fuera de lo esperado para conseguir el éxito”, dijo Lewis Speaks, al reseñar el increíble acto del director.

Cuando regresó a la escuela, se dedicó a arreglar el corte de cabello del joven estudiante, y para su siguiente clase el chico ya se encontraba dispuesto a cumplir con las normas y quitarse su sombrero.

Cuando lo sucedido se dio a conocer en las redes, miles de personas quedaron conmovidas con la gran dedicación del director y expresaron su admiración por su loable labor.

Es una pequeña muestra de que realmente es un hombre comprometido a dejar una huella imborrable en la vida de cada uno de los estudiantes que pasen por sus manos.

En este vídeo puedes conocer más detalles de esta hermosa historia viral que merece ser difundida por el mundo:

El gesto de este profesor se ha ganado la admiración de miles de personas que aplauden su solidaridad y la comprensión que tuvo con su alumno. Necesitamos un mundo más empático y amoroso.