El día de su cumpleaños los médicos alertan a sus padres haciéndolos llorar sin parar

Cuando Antony y Amy Roux dieron la bienvenida a su segundo hijo, no cabían en sí de felicidad. El pequeño Roux Owen había sido esperado con ansias, pero las cosas comenzaron a complicarse cuando notaron que no se estaba alimentando apropiadamente.

Roux vive en la ciudad de Leeds en Inglaterra.

Sus padres acudieron a un médico en búsqueda de ayuda y una serie de pruebas reveló que el pequeño tenía un peligroso tumor cerebral. Tenía tan sólo un mes de vida cuando recibió el terrible diagnóstico y desde entonces tuvo que pasar largas temporadas en el hospital.

El tumor de Roux era del tamaño de dos naranjas.

Su caso era muy difícil pero la familia Owen recaudó fondos y propagó su historia en un desesperado intento de salvar la vida del pequeño. El equipo médico estudió su caso y decidieron realizar 8 operaciones para extraer el tumor en su totalidad. Fueron meses de mucha tensión pero lograron remover por completo la masa cancerígena.

“El tumor medía 10 centímetros de largo y le crecieron quistes. Uno de los cirujanos me dijo que ese es el tipo de cosas que un médico ve una vez en su carrera”, dijo Antony.

Cuando pensaron que estaban fuera de peligro, los problemas volvieron. Después de las operaciones, los médicos habían dejado una aguja de drenaje en su cabeza para eliminar el exceso de líquido y reducir la inflamación en el cerebro.

Por desgracia, la aguja se infectó y tuvieron que realizar dos cirugías más para limpiar la zona y asegurarse de que Roux se encontrara fuera de peligro.

Roux fue enviada a Leeds General Infirmary para recibir un tratamiento especializado.

El tumor había crecido tanto que había afectado por completo la visión del ojo izquierdo de Roux. A pesar de sus intentos, los médicos no lograron devolverle la visión en ese ojo, pero el dulce bebé se encuentra sano y cada vez más fuerte.

Los médicos esperan que el tumor de Roux no afecte su posterior desarrollo cerebral.

Después de haber recibido 10 cirugías en 10 meses, la familia entera se encontraba agotada. Se acercaba el cumpleaños número 1 de Roux y todo indicaba que tendrían que celebrarlo en el hospital. Por suerte, los médicos les tenían una sorpresa preparada. El día de su cumpleaños, llegaron miles de felicitaciones para el valiente bebé.

“Estábamos abrumados con la cantidad de tarjetas que recibimos. Hay de lugares muy lejanos como Nigeria. Roux ha conmovido a mucha gente”, agradeció Antony.

Su historia ya se había dado a conocer en las redes y el pequeño luchador contaba con el apoyo de muchas personas alrededor del mundo. Pero eso no fue todo.

Ese mismo día los médicos les dieron de alta y permitieron a la familia pasar este día tan especial en casa junto a Noah, el hermano mayor de Roux.

“Las palabras nunca serán suficientes para agradecer a los médicos. Nos dieron un futuro para nuestro hijo en el momento en que pensamos que eso simplemente ya no era posible”, agradeció Amy.

Es un verdadero alivio saber que este valiente niño se encuentra completamente libre del tumor cerebral. A tan corta edad debió enfrentar una batalla muy difícil, pero sigue siendo un bebé dulce y feliz capaz de enamorar a todos los que le conocen. Roux es una inspiración para todos.

Ha debido pasar casi toda su vida en un hospital y ahora es tiempo de que disfrute junto a su familia. Comparte su inspiradora historia para regalar esperanza a otras familias.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!