El desolador mensaje del hombre más rico del Reino Unido tras la trágica muerte de su hija

La muerte de un hijo resulta inconcebible, un hecho impensable que deja un dolor en el alma imposible de descifrar. La vida no vuelve a ser igual.

Frente a la nueva realidad que resulta incomprensible, el magnate de las finanzas británico Ben Goldsmith, padre de Iris Annabel Golsmith Rothschild, quien falleció hace unos meses, recurrió a su cuenta de Twitter para expresar su dolor tras la trágica muerte de la joven de 15 años.

«Dios mío, puedo por favor tener de vuelta a mi hermosa, brillante y tierna niña, por favor Dios«, escribió el empresario.

«Y si no puedo, por favor, cuídala especialmente. La quiero tanto y estoy tan orgulloso de ella. Me duele tanto que no puedo describirlo», agregó.

Desde entonces, el tuit acompañado por una fotografía de Annabel, ha recibido más de 11,000 «me gusta» y casi 800 retuits de usuarios que han querido compartir sus condolencias.

«Una niña tan brillante, hermosa y completamente amada: qué tragedia total, pérdida inconmensurable, nuestros pensamientos y oraciones están con usted y su familia», dijo uno de los usuarios. Otro simplemente dijo: «No hay palabras».

La joven quien estaba llamada a ser la heredera de dos de las dinastías financieras más poderosas del Reino Unido.

Hija mayor del magnate Ben Goldsmith con su exmujer Kate Rothschild, que proviene de una de las familias de mayor poder económico. La pareja tuvo otros dos hijos, Frankie, de 13 años, e Isaac, de 11 años, antes de separarse en 2012.

Annabel se encontraba al inicio de sus vacaciones de verano cuando murió trágicamente en un accidente con un cuatriciclo en una granja familiar del condado de Somerset, en Reino Unido.

Ben Goldsmith, de 38 años, jugaba un partido de cricket en el condado de Surrey, a las afueras de Londres. Lo suspendió de inmediato para dirigirse a la finca tras enterarse de lo sucedido. Mientras Kate Rothschild, de 37 años, estaba en la propiedad familiar.

Ambos se encuentran completamente devastados por la pérdida.

Al parecer Annabel iba conduciendo un quad, cuando por causas que se desconocen perdió el control, volcó y quedó atrapada. Los equipos de emergencias se trasladaron al lugar rápidamente, pero no pudieron hacer nada para salvarla.

“Es un accidente terrible. Annabel era una delicia absoluta, todos en la familia la adoraban»,

«Era bella, encantadora, inteligente, la persona más maravillosa que puedas conocer», declaró un amigo cercano de la familia a la prensa británica.

Lady Annabel Goldsmith con su hijo Ben Goldsmith y su nueva esposa, Jemima Jones, en compañía de los tres hijos del magnate, Frank, Issac e Iris Annabel.

Annabel estudiaba en Wycombe Abbey, un prestigioso internado para niñas en Buckinghamshire. Ante la tragedia, James Hooke, director de dicha escuela, le dedicó unas palabras:

«Era una estudiante amable y cariñosa que adoraba a su escuela y a sus amigas, se comportaba de manera impecable. Es una tragedia que nos hayan quitado a una niña tan talentosa y vivaz».

Iris estaba emocionada de conocer al Príncipe Carlos, junto con su padre Ben Goldsmith y su abuela Lady Annabel Goldsmith en 2015.

No hay dolor más grande que la ausencia física del ser querido ni amor más fuerte de este vínculo que los une y es eterno.

Compartimos nuestro sentido pesar y apoyo en tan duro momento de la vida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!