El Chapo Guzmán vivirá entre rejas el resto de su vida y no volverá a ver a su mujer

El Chapo Guzmán fue condenado a cadena perpetua y está obligado a entregar 12,6 mil millones de dólares al gobierno de Estados Unidos. La audiencia se efectuó hoy en Brooklyn, Nueva York, él suplicó piedad quejándose de las condiciones precarias de su celda.

También agradeció a su esposa por el apoyo que le ha ofrecido.

Guzmán, de 62 años, habló con la ayuda de un traductor para quejarse de ser torturado las 24 horas del día en la celda donde permanece aislado desde enero de 2017 en el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan.

Además, se quejó de que le fuera negado un juicio justo, y de que el juez no investigó las denuncias de conducta inapropiada de la fiscalía. “Estados Unidos no es mejor que cualquier país corrupto”, dijo.

“Me he visto obligado a beber agua insalubre. Me han negado el acceso al aire fresco y a la luz solar. La única luz solar que tengo en mi celda entra por la rejilla de ventilación.

Para dormir, tengo que tapar mis oídos con papel higiénico debido al ruido del conducto del aire acondicionado”.

“A mi esposa no se le ha permitido hasta hoy visitarme, no se me ha permitido abrazar a mis hijas. He sido torturado física, psicológica y mentalmente las 24 horas del día”.

El chapo Guzmán apareció en la audiencia ataviado con un traje de color gris y una corbata y una camisa púrpuras. Le dio un beso a su esposa, Emma Coronel Aispuro y le agradeció a ella y a su equipo por su respaldo.

También estaban presentes su hija mayor, Rosa Isela Guzmán, quien padece cáncer y su sobrina Daniela. A su madre no le otorgaron la visa humanitaria para asistir.

Emma, la esposa del acusado, de 30 años, lució un peinado prolijo, vestía una camisa blanca y tenía joyas valoradas aproximadamente en 75 mil dólares.

Un numeroso grupo de periodistas se congregó fuera del juzgado para obtener los detalles de la audiencia en la que Guzmán recibiría la sentencia.

Trascendió que durante la audiencia Guzmán enfatizó que no le han permitido tener ningún tipo de contacto con su esposa como parte de una estricta medida que se mantendrá vigente.

Durante el juicio, varios testigos alegaron que ella lo ayudó a escapar de la cárcel en México en el año 2015, actuaba como mediadora entre Guzmán y sus socios.

Además, fue acusada de ingresar un teléfono móvil de forma ilícita al tribunal durante el juicio para poder estar en contacto con Guzmán.

Las declaraciones de Guzmán no influyeron en la decisión del juez de distrito Brian Cogan, quien alegó que el caso era tan grave que el acusado debería ser castigado con todo el peso de la ley.

Así que el chapo Guzmán fue condenado a cadena perpetua y adicionalmente recibió una condena de 30 años por delitos asociados al uso de armas.

Los abogados defensores de Guzmán manifestaron que están comprometidos a apelar. “Todo lo que pedimos es un juicio justo, no estoy aquí para decir que el caballero era un santo, solo queremos un juicio justo“, dijo

Jeffrey Lichtman, el jefe del equipo legal del chapo Guzmán, aseguró que no están ahí para decir si el caballero acusado es un santo, pero solo quieren apelar por un juicio justo.

“Cuando fui extraditado a Estados Unidos esperaba recibir un juicio justo, y recibí todo lo contrario”, dijo el chapo Guzmán.

A pesar de las quejas del acusado, elogió a los guardias del Centro Correccional Metropolitano que, según su abogado, lo trataron con humanidad. Asimismo, agradeció a los alguaciles de Estados Unidos que lo llevaron a juicio y lo mantuvieron vigilado durante todo el procedimiento.

Las dramáticas quejas del acusado durante la audiencia en la que finalmente fue sentenciado han causado una gran polémica. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!