El bebé que nació sin rostro y con malformaciones en el cráneo comenzó a hablar

Rodrigo, el bebé que nació hace cuatro meses en Portugal sin nariz, sin ojos y con malformaciones en el cráneo comenzó a hablar sorprendiendo a los médicos que lo han atendido desde su nacimiento.

El pequeño nació el 07 de octubre del año pasado, los médicos solamente le diagnosticaban horas de vida. Pero ha vencido todos los pronósticos luchando contra su dura condición, además de las malformaciones, es sordo.

Marlene Simão, madre del pequeño, celebró que su hijo cumplió cuatro meses y que está comenzando a emitir sonidos.

“Son cuatro meses de este gran amor”, escribió la madre junto a la imagen de su bebé que aparece con una ropa de color amarillo acostado sobre su cama. Ella asegura que está agradecida y complacida por poder disfrutar de la presencia de su bebé a pesar de que solamente le daban horas de vida.

Hace tres meses Rodrigó recibió el alta médica, ahora los médicos del Hospital San Bernardo de Setúbal le hacen un seguimiento especial, les garantizaron a sus padres que podrían tener atención las 24 horas.

Un equipo de pediatras lo visita para examinarlo y garantizar que evolucione bien.

El caso de Rodrigo se convirtió en un escándalo en Portugal por la negligencia médica que sufrieron los padres. El embarazo de Marlene fue atendido por el mismo obstetra, Artur Carvalho, en una clínica privada en la que se realizaron tres ecografías y en ninguna de ellas el médico detectó alguna malformación.

Pero en otra clínica privada, en la que le realizaron una ecografía 5D, comprobaron las malformaciones que tenía el niño.

Llevaron el informe del estudio al obstetra que trataba su embarazo y este lo desestimó y les garantizó que no había ningún problema.

El doctor Carvalho está suspendido y tiene cinco procedimientos disciplinarios abiertos por su implicación en el caso. Él debió alertar a los padres del pequeño sobre su diagnóstico después de someter a la madre a los estudios de rutina durante el control de todo el embarazo. La condición del bebé requería una atención médica inmediata, así como la realización de otros estudios más exhaustivos y posibles tratamientos.

El presidente de la Sociedad Portuguesa de Obstetricia y Medicina Materno-Fetal Luis Mendes Graça, dijo que el bebé sin rostro tenía una malformación tan evidente que cualquier clínico formado en ecografía obstétrica podría haber detectado.

Desde que se difundió la primera imagen de Rodrigo y su caso, miles de personas han expresado a los padres su apoyo. Comparte este avance.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!