Cuida a su bebé durante 2 horas sin percatarse de que realmente era un muñeco

Existen diversos tipos de personas, algunas se caracterizan por ser muy despiertas y estar atentas, otras, por ser todo lo contrario. Suelen desviar su atención de los asuntos importantes, se distraen con facilidad, en fin, son la mata del despiste.

Kirsty Scott, una joven madre convirtió a su despistado esposo, Desmond, en todo un suceso viral en las redes. A sabiendas de que cuando toma la consola de videojuegos, el mundo se detiene para el padre su hijo, decidió gastarle una broma para demostrarle que es un despistado.

Para ello, tomó a un bebé de juguete y se lo entregó para que lo cuidara, haciéndole creer que se trataba del hijo de ambos. Una vez dejado el muñeco al cuidado del absorto fan de las consolas, dijo que saldría un momento. Tenía todo preparado para captar en video toda la escena.

Scott intentó minuciosamente cuidar cada detalle. Incluso vistió al muñeco con la ropa de su hijo y lo envolvió en una cobija, simulando que el niño se encontraba dormido.

Su intención era probarle a su marido la realidad de su queja permanente, de que nunca está atento ni pendiente de nada, solo por estar con la bendita consola.

La verdad es que, en las imágenes captadas por la cámara oculta de Kirsty se le ve demasiado entretenido. Solo recibió al supuesto bebé y lo acomodó entre sus piernas. Vaya tipo.

Pasadas unas dos horas, Kirsty demostró que tenía razón. El hombre llevaba 120 minutos seguidos frente al televisor, y aún no se daba cuenta de lo que ocurría a su alrededor. Ya, para terminar con su impresión, la mujer decidió increparlo.

“¿El bebé está bien?, fue lo único que preguntó.

Desmond, aún perdido en los mundos postapocalípticos e imaginarios de los juegos de video, respondió afirmativamente. Impávida, Kirsty le pidió que mirara a su hijo y fue allí cuando se fijó que lo que tenía en brazos era tan solo un bebé falso barato comprado por Internet.

“Cariño, ¿estás bien? Mira a tu hijo”, le pidió.

El hombre miró hacia abajo por primera vez en dos horas, y no pudo parar de reír al ver al impostor de plástico en lugar de a su bebé. Incluso se cuestiona si es en serio que sostuvo a un muñeco en lugar de a su hijo durante tanto tiempo sin ni siquiera percatarse de la broma. ¿Ustedes qué creen?

La escena grabada por la mujer y publicada las redes sociales, alcanza más de 234 mil reproducciones en la actualidad. Cuenta además con cientos de comentarios divertidos por la ocurrencia de Kirsty, y el despiste de Desmond.

Comparte esta historia divertida con tus mejores amigos. Los videojuegos son una forma de ocio sana, eso es indiscutible. Pero, como todo, mi querido Desmond, hay que tomárselos con moderación.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!