Dylan, de 13 años, fue asesinado brutalmente por su padre tras encontrar unas reveladoras fotos

Explicar el sentimiento que alberga una persona en su corazón cuando es capaz de acabar con la vida de su propio hijo es una misión imposible. Sólo puede ser considerado como un monstruo.

Dylan Redwine, de 13 años descubrió algunas fotografías comprometedoras de su padre, Mark Redwine, quien decidió matarlo para que el niño no se burlara más.

El único pecado de Dylan fue reírse por las imágenes de su padre maquillado como una mujer, posando con un vestido y comiendo heces de un pañal que llevaba puesto.

Este niño, había desapareció en noviembre del 2012 mientras cumplía el día de visita ordenada por la corte en la casa de su padre en Colorado. Sus restos fueron encontrados 7 meses después esparcidos en las montañas del suroeste de Colorado por animales salvajes.

Un par de años después fue hallado el cráneo de Dylan a tan sólo 2,5 kilómetros de la casa de su padre, quien fue arrestado el sábado y está acusado de asesinato en segundo grado y abuso infantil, según los resultados de la investigación de la muerte de este pequeño.

Su madre, Elaine Hall siempre sospechó que su ex-marido era el responsable de la desaparición de su hijo. Este hombre fue detenido en Washington y tuvo una fianza de 1 millón de dólares cuando compareció ante un tribunal de Washington el lunes.

Se espera la extradición al estado de Colorado. Sin embargo, esta se decidirá posterior a la fecha que se decida sobre el ofrecimiento a Mark de suspender la audiencia.

Los fiscales presumen que este hombre pudo haber matado a su hijo después que descubrió algunas fotografías perturbadoras.

VER TAMBIÉN:  Su cabeza duplicaba el tamaño de un balón de fútbol, solo había una esperanza para salvarlo

Sin embargo, Mark siempre ha negado su participación en la muerte de su hijo, incluso llegó a tener del descaro de asistir al programa televisado para culpar a su ex-mujer por la muerte del niño.

Tras este episodio, estos padres fueron los protagonistas de los titulares de la prensa el día siguiente.

Cory Redwine, el hermano mayor de Dylan, confesó que vio las fotos, y confirmó que se trata de imágenes donde su padre viste ropa y maquillaje de mujer.

También aparece comiendo sus heces de un pañal. Fue muy repugnante. Realmente no podían creer lo que estaban viendo.

Mark fue arrestado el sábado y compareció ante un tribunal en el estado de Washington el lunes.

Los investigadores comentaron durante la acusación del gran jurado, que la sangre del niño fue encontrada en varios lugares de la sala de estar de la casa del padre, incluyendo el sofá.

Los perros adiestrados para encontrar restos del cadáver identificaron el olor en varios lugares de la casa, es una prueba más que valida la acusación. También en el 2014 estos perros olfatearon el olor del cuerpo en la camioneta de Mark.

La madre de Dylan, piensa que su hijo se enfrentó a su padre por las fotos y este lo asesinó. Tal vez dijo algo que le haya disgustado a Mark y reaccionó violentamente y acabó con su vida.

El lunes, el tribunal recibió el detalle de los cargos en su contra y estableció la libertad bajo fianza.

Tras la desaparición del adolescente se realizó una búsqueda masiva durante los 7 meses siguientes. Los resultados no fueron los esperados hasta junio del 2013 cuando algunos huesos de su pie fueron encontrados dispersos en las montañas.

VER TAMBIÉN:  Aunque no tiene brazos ni pies, cuida con mucho esmero a su madre de 105 años

Las autoridades también comentaron que el padre del niño había mencionado que para determinar cómo murió su hijo tendrían que encontrar el cráneo de su hijo.

Los investigadores dijeron que el cráneo de Dylan fue hallado en un terreno con difícil acceso, pero que este padre estaba muy familiarizado.

Los análisis realizados al cráneo determinaron que tenía lesiones consistentes con un fuerte traumatismo producto de una fuerza contundente y dos pequeñas marcas que parecían ser de un arma blanca, como un cuchillo.

Según la acusación presentada, Dylan no se llevaba bien con su padre. La separación o el divorcio de sus padres era para él fue como una amarga batalla, especialmente por la guerra entre los adultos por el divorcio y la custodia.

Su madre declaró a las autoridades que su ex-esposo había comentado que él sería capaz de matar a los niños antes de que ella se los llevara y le negara la posibilidad de verlo.

Cuando la policía lo ubicó, los agentes se aproximan al camión de Mark y a través de un parlante giraron instrucciones a través de un altavoz para que saliera del camión y se acostara en el suelo.

Dailymail

Mark, el día del arresto vestía una camiseta roja y una gorra de béisbol en ese momento fue informado de que la orden de arresto es por asesinato en segundo grado.

Es extremadamente lamentable que estos casos sucedan, el valor a la vida en estos tiempos está condicionado a la violencia. Comparte esta estremecedora noticia.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!