Durante años le envió naranjas a su hija, y el último día de clases la sorprendió con esta nota

La relación entre un padre y una hija puede llegar a ser un lazo muy especial, lleno de ternura, aprecio y respeto. Un gran ejemplo de esto viene de Meg Sullivan, una chica de 18 años de edad, de Tacoma Washington, que nos trae una historia conmovedora de su relación con su padre.

Al ser un padre divorciado, Tom Sullivan, se ha encargado de las necesidades de su hija desde que era muy pequeña y eso no cambió con el pasar de los años. Desde que Meg estaba en pre-escolar, su padre se encargaba de preparar y empacar su almuerzo y siempre ponía en ella un par de naranjas sin cáscara.

Con el tiempo, su familia encontraba gracioso que a una chica de 17 años aun le pelaran las naranjas para el almuerzo, ¿acaso no era lo suficientemente mayor para hacerlo ella misma? Pero no importaba lo mayor que ella era, su padre no prestó atención a las burlas y siguió con su costumbre hasta el último día de clases de su hija.

Él los ignoró y solo siguió pelando las naranjas y ayer cuando fui a mi último día de clases, saqué mi almuerzo y conseguí dos naranjas con su cascara y una hoja con una impresión”, dijo Meg.

La hoja impresa era un manual de WikiHow, una página con artículos instructivos variados, en este caso se trataba de un manual sobre cómo pelar una naranja que se encontraba junto a la nota de su padre, que decía “es tiempo, pequeña”.

“Pensé que solo iba a ser una carta diciendo ‘feliz ultimo día de escuela’ o algo, así que cuando lo abrí no pude evitar sonreír”, comentó Meg.

Soy la última de sus hijos que se va a la universidad este año y puedes darte cuenta de que él está realmente triste por ello”, cuenta Meg. “Me va a romper el corazón dejarlo para irme a la universidad, sin duda”

Este pequeño gesto nos muestra el profundo cariño que Tom le tiene a su hija. Meg, por supuesto, no pudo evitar compartir esta historia con sus seguidores en Twitter donde se volvió viral con miles de respuestas y retweets, con reacciones que van desde risa hasta lágrimas por la ternura del gesto.

Twentytwowords / boredpanda

Yo seguía gritándole desde las escaleras sobre cuántos likes tenía mi tweet y él se reía de ello. Él no entiende mucho de Twitter así que cuando le dije que tenía 300 likes, él estaba como ‘¿y eso es mucho?’ ¡SÍ, es mucho, papá!”

Hasta ahora, el tweet cuenta con quinientos mil likes y ha sido compartido más de ciento diez mil veces.

VER TAMBIÉN:  La policía pide ayuda para encontrar al joven que pateó a un conejo a 20 metros de altura

Definitivamente el amor entre estos dos es más que obvio, y todos están de acuerdo, que el gesto de Tom hacia su hija ha cautivado nuestros corazones.

¿Tus padres han hecho algo así por ti, o tú lo has hecho con tus hijos? Deja los comentarios abajo y no olvides compartir esta conmovedora historia con tus amigos.

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!