Papá “rescata” al juguete favorito de su perro dejado por accidente afuera en la tormenta

Lucky es uno de los amorosos perritos de la familia Wallace, que vive feliz en su hogar. Pero su felicidad no proviene tanto de cómo lo cuidan y lo miman, que de hecho es extraordinario, sino de la increíble relación y dependencia que mantiene con su juguete favorito: un oso de peluche.

Durante 6 largos años, la relación con su osito se ha mantenido intacta, y a pesar de haber sobrevivido a varios accidentes, y cambios propios de la edad del osito, el juguete sigue en perfecto estado.

“Ya no le queda nada de relleno y va a todas partes con él. Juega con él todo el tiempo. Lo protege como si fuera su propio bebé”, dijo Michaella Wallace, la dueña de Lucky.

Hasta que recientemente una verdadera tragedia casi termina con la vida del osito y por supuesto con la de Lucky.

Al parecer, a Lucky lo sacaron afuera para que haga sus necesidades porque se venía una gran tormenta de invierno.Y lógicamente, se llevó a su inseparable amigo con él.

Pero lamentablemente, en medio de un descuido de Lucky debido a la oscuridad de la noche, su juguete se perdió. Y el osito tuvo que pasar la noche en la nieve, mientras el corazón de Lucky estaba destrozado… ¡Y él devastado por completo!

Al día siguiente, el padre de Michaella así encontró al mejor amigo de Lucky.

Fue entonces cuando escribió a su hija para contarle la triste realidad con la que se encontró a través de un peculiar mensaje de texto:

“Tengo malas noticias. Encontré a uno de los bebés de Lucky afuera. Probablemente falleció”, escribió el padre.

Todos en casa sabían lo importante que era para Lucky su amigo, claramente no era un simple oso de peluche.

Entonces el padre hizo su obra del día y no se resignaba a permitir que Lucky se quedara así de devastado como estaba.

Decidido a rescatarlo, lo introdujo a la casa y le contó a su hija en otro mensaje el desarrollo del rescate:

“He encontrado un poco de pulso. Le estoy aplicando un RCP”, dijo el padre. “Jajaja”, respondió Michaella. “He salvado su vida”, terminó su papá.

El padre de Wallace fue más lejos aún con su preocupación de abuelo, y montó una improvisada sala de urgencias en su casa, con suero y todo.

¡Era la única manera de que el osito se recuperara por completo! Y así Lucky podría sentir lo importante que era su amigo para toda la familia.

A Lucky y a su hermana Laci al fin les dejaron visitar a su amigo en la sala de urgencias improvisada.

“Está completamente recuperado y felizmente de regreso con su protector”, dijo Wallace.

Luego explicó que su padre a menudo hace trucos divertidos sólo para que su perrito disfrute, y él se los festeja.

The Dodo

“Lucky y Laci aman a mi papá y él igualmente a ellos. Nuestros perros significan mucho para toda nuestra familia y todos los que los conocen los adoran”, concluyó Michaella.

Es la más tierna historia que vale la pena ser compartida. ¡Los animalitos tienen todo el derecho a que no se les destroce el corazón!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!