Dos parejas tienen relaciones poliamorosas y no saben quién es el padre de sus respectivos hijos

Son muchas las personas que mantienen la postura que se puede amar a más de uno a la vez, las parejas poliamorosas son un ejemplo de ello.

El poliamor es un tipo de relación donde existe una o más parejas a la vez, una especie de poligamia consensual donde cada persona sabe que existen otras parejas y buscan la manera de involucrarse en la relación.

Parejas poliamorosas no les interesa saber quién es el padre biológico de sus hijos.

parejas

En la actualidad, esto no es tabú, ya es normal ver relaciones diversas manifestando su amor libremente hacía varias personas.

Para quienes lo practican no hay un rol de padre o madre definido, todos abiertamente  crían a los niños y muchas veces ni siquiera les interesa saber quién es el padre cuando alguna de las mujeres queda embarazada.

Esta es la historia de Taya Hartless y su esposo Sean, quienes conocieron a Alysia Rogers y su esposo Tyler. Las parejas se conocieron en línea buscando darle vida a su actividad sexual, de esta manera, surgió un gran vínculo formando una relación en la que todos se aman.

Al año siguiente de conocerse, las parejas decidieron mudarse y vivir todos juntos en una residencia en Oregón, Estados Unidos.

“Ninguno de nosotros había sido poliamoroso antes, pero todos nos conocimos y nos enamoramos. Desde que nos mudamos juntos, todos somos padres compartidos de todos los niños, somos una gran unidad familiar. Muchas personas realmente no entienden el poliamor y piensan que es desviado o perjudicial de alguna manera”, dijo Taya, de 27 años.

Cada pareja ya tenía un hijo, pero luego las mujeres quedaron embarazadas y no saben quién es el padre biológico de los niños más pequeños. Para ellos, no es un problema. Al respecto, Taya comentó:

“No había regulación sobre quién era el padre y dijimos que no nos importaba. No sabemos y no queremos saber, dijimos que todos seríamos padres de todos ellos”.

La pareja destaca que al principio no fue fácil admitir que se sentían atraídos por otros, pero una vez que lo hicieron todo fue más llevadero.

“Es cierto que no siempre fue fácil, me tomó un tiempo admitir que tenía sentimientos por otra persona,  y definitivamente a veces nos ponemos celosos. Pero ahora es tan natural para todos nosotros  y me siento muy agradecida de tener múltiples compañeros con los que criar  a mis hijos. ¿Por qué no querrías más amor, apoyo y manos alrededor? Es una vida desordenada, agitada, loca, maravillosa y no puedo pensar en nada más que podamos desear”, dijo Taya.

Las parejas se consideran un “cuatriciclo cerrado” es decir, que no salen con nadie fuera de ellos. También destacaron que realizan citas cuádruples una vez al mes para mantener la llama en la relación.

Una familia que llegó a un acuerdo a la hora de tener más hijos: continuar con normalidad y no saber quién es el padre.

Todas las noches los hombres cambian de habitación, una noche están con una mujer y a la siguiente con otra.

Si bien se han enfrentado a fuertes críticas y al rechazo de muchas personas como amigos cercanos y familiares, sus seres queridos apoyan su relación. Este cuarteto está dispuesto a continuar y seguir aprendiendo.

“No creo que nunca dejemos de aprender y sabemos que nuestra relación cambiará constantemente. Pero seguiremos adelante y haremos que funcione. Somos diferentes a todos los demás, pero está bien, le hemos dejado claro a nuestros hijos que pueden ser quienes quieran ser. Siempre me encuentro sentada pensando en cuánto amo nuestra vida. Estoy realmente emocionada por el futuro y por criar a nuestros hijos juntos”, comentó Taya.

Esta pareja está encantada de hacer creer a su familia sin preocuparse por quién es el padre bilógico de sus hijos. Todo cambia y la manera de percibir el amor también. Cuéntanos tu opinión.