«¿Dónde está mi mamá?»–Un niño de 5 años es el único sobreviviente de la tragedia del teleférico

El pasado domingo 23 de mayo un accidente en el teleférico de Stressa – Alpino Mottarone en Italia, dejó el devastador saldo de 14 personas fallecidas.

El teleférico hace un recorrido de 20 minutos para conectar el lago Mayor con el monte Mottarone a una altitud de 1.491 metros sobre el nivel del mar.

Una cabina se precipitó por una falla mecánica que todavía investigan las autoridades. La cabina estaba a 300 metros de la estación de Mottarone y a 100 metros de distancia de la parada desde donde salió. El vehículo se desprendió y fallaron los mecanismos de seguridad.

Los miembros del Cuerpo Nacional de Bomberos hicieron el rescate de los cuerpos sin vida de 13 de los 15 viajeros.

Habían sobrevivido dos niños que cayeron en el césped, Eitan Moshe Biran y Mattia Zorloni, este último lamentablemente falleció, también perdió a sus padres, de 26 y 30 años, y a su hermano de 2 años.

Ahora, el único sobreviviente del accidente es Eitan Moshe Biran, de 5 años, sus padres fallecieron en la tragedia.

Al rescatar a Eitan estaba en estado de shock, pero consciente, pedía que no lo tocaran y preguntó dónde estaba su madre.

“No me toquen, tengo mucho miedo. ¿Dónde está mi mamá?”.

El pequeño fue trasladado en helicóptero al hospital infantil Regina Margherita, de Turín, nacido en Israel y residente en Pavía, Lombardía, sufrió fracturas en ambas piernas y tiene traumatismos en la cabeza y el abdomen.

Cuando lo ingresaron, no tenían ninguna identificación suya, fue su tía Aya Biran, quien se percató de que su nombre no aparecía en la lista de las víctimas fatales del accidente.

En la lista, estaban los padres y los abuelos maternos de los niños que habían viajado desde Israel a Italia para visitarlos.

Aya se trasladó al hospital y confirmó que se trataba de su sobrino.

El padre de Eitan era de contextura fuerte, presumen que él lo envolvió entre sus brazos para protegerlo y por eso logró sobrevivir.

Uno de los médicos dijo: “Para lograr sobrevivir al tremendo impacto, es posible que el papá, de complexión robusta, lo protegiera con un abrazo instintivo antes de morir, no es más que una hipótesis, pero ese abrazo le ha salvado la vida”.

Al niño lo sometieron a una intervención quirúrgica para tratar las fracturas que sufrió en sus extremidades. La operación duró 5 horas, antes de entrar a quirófano el niño estaba muy asustado.

“Déjenme en paz, tengo miedo”, no quería irse con el equipo médico después de haber vivido una experiencia tan traumática, preguntaba por su madre.

Según el médico Giovanni La Valle, director de salud de Turín, descartaron que Eitan haya sufrido daños neurológicos así que podrían despertarlo a corto plazo del estado de coma al que fue inducido tras la cirugía.

El niño disfrutaba un paseo con sus padres, abuelos y su hermano Tom, de dos años sin imaginar que en ese recorrido en el teleférico los cables de la cabina donde viajaban se romperían.

Inicialmente, pensaron que entre los fallecidos había turistas de nacionalidad alemana, pero todos eran de nacionalidad italiana excepto el matrimonio israelí.

Entre los fallecidos hay dos parejas menores de 30 años, dos parejas de mayor edad y Mattia, el niño de 5 años que fue rescatado con vida junto a Eitan.

El estado de Mattia era mucho más grave y no resistió a las graves lesiones, uno de los rescatistas relató conmovido lo que sintió:

“No me olvidaré jamás de aquel niño. Estaba bajo el cuerpo de un joven que todavía respiraba. Y debajo de él, otras tres personas, todas sin vida”, dijo a un medio de comunicación local.

Compartamos un mensaje de consuelo para todos los familiares de las víctimas de este terrible accidente. Nuestras oraciones están con Eitan.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!