Difunde el drama de su hija especial llorando tras ser tratada injustamente en la escuela

Es lamentable que las personas con condiciones diferentes sean señaladas y muchas veces agredidas no solo con comentarios ofensivos sino también físicamente.

Kerri Arnold, de Hamilton en la Isla Norte de Nueva Zelanda, es la madre de Aalyha una niña de 12 años con necesidades especiales, y que ha recibido tratos injustos de ciertos compañeros de clase.

Kerri dijo que estaba devastada al ver a su hija llorando después de haber sido tratada injustamente. Tras este acto deplorable la pequeña Aalyha quedó con marcas en la cara, cuello y brazos.

«Me duele ver a mi niña tan molesta», dijo Kerri.

Kerri recibió una llamada por parte del personal de la escuela para contarle sobre el incidente, pero esta madre se pregunta dónde estaban los maestros para impedir que sucediera.

“Un niño le rasguñó el ojo, el brazo, la espalda y le mordió el costado de la cara”, reveló la madre de Aalyha.

Su hija tiene un síndrome complejo que le impide defenderse. Kerri fotografió las marcas visibles en la cara, el brazo y la nuca después de ir a buscarla en la escuela.

“Aalyha no es de hablar, pero ella siempre está feliz y me duele verla así”, dijo Kerri

La madre de Aalyha explicó que su hija tenía una afección llamada síndrome de Angelman.

«Este es un síndrome que afecta todas las áreas de su vida y su capacidad de defenderse», dijo la madre.

El síndrome es un trastorno genético que puede hacer que los niños sean felices y excitables, pero también presente problemas con el habla y su sistema motor.

Kerri también dijo que los maestros manifestaron su disgusto por lo que había sucedido, y agregó que agradecía que tomaran las medidas para que esto no volviera a suceder, ni con su hija ni con ningún otro niño.

Tristemente Aalyha ha sido intimidada otras veces, hace un par de años la mordieron y la empujaron contra una ventana de vidrio, por el impacto, se rompió un diente y se fracturó la nariz.

«Mi ángel me fue dado como es por una razón y eso no podría cambiar el ser humano que es Aalyha. Yo la amo incondicionalmente tal como es», dijo Kerri.

Aalyha dio sus primeros pasos hace tan solo cuatro años, rara vez sufre convulsiones vacantes, lo que puede hacer que alguien se quede en blanco o mire al espacio durante unos segundos.

Nadie debe ser amedrentado por tener características especiales, al contrario,  necesitan ser incluidos en la sociedad con más amor. Comparte este caso tan emotivo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!