Acusan a una mujer por dejar morir de hambre a su hija mientras bailaba en un club nocturno

Lamentablemente muchos niños alrededor del mundo son víctimas de la negligencia de sus progenitores, viven en condiciones deplorables.

En algunos casos son víctimas de abandono emocional, no forman vínculos de apego con sus padres ni cuentan con el apoyo necesario para desarrollar su autoestima ni sus habilidades sociales mientras aprenden el valor de la responsabilidad, disciplina y empatía desde el ejemplo.

En otros casos más graves sus necesidades básicas como la alimentación y el abrigo son suprimidas, así como su derecho a la educación, al juego y a la salud.

Sus padres no asumen el compromiso de cuidarlos y velar por su bienestar sin importar que su irresponsabilidad incluso les cueste la vida. Tal como le sucedió a esta pequeña que murió por inanición.

Devin Moon es una mujer de 29 años que se dedicaba a bailar cada noche en un club nocturno en el condado de Gwinnett en Georgia, Estados Unidos, para obtener dinero.

Mientras tanto, su hija de dos años, Reygan Moon, estaba abandonada, pasaba entre 10 y 12 horas desatendida y sin alimentarse, pesaba apenas seis kilos, sufría las consecuencias de la soledad y la desnutrición.

A su corta edad, siendo dependiente y vulnerable, no pudo hacer valer sus derechos y padeció mucho dolor en lugar de tener días llenos de juegos y sonrisas como se merecía.

Faltaba un mes para que Reygan cumpliera 3 años cuando falleció, su madre llamó a los servicios de emergencia para informar que “no respondía y se sentía fría al tacto”.
De inmediato iniciaron una investigación sobre el caso y la policía acusó a Devin Moon por crueldad infantil en primer grado y asesinato culposo.

VER TAMBIÉN:  La madre de Gabriel se despide de su “pescaíto” con una emotiva carta a un mes de su partida

Los investigadores declararon que la madre dejaba sola a la menor durante toda la noche, la causa de su muerte fue desnutrición y negligencia.

Ante las acusaciones presentadas en su contra, Devin Moon aseguró que su hija “nació con problemas de salud” que evitaban que ganara peso.

Es importante permanecer atentos a cualquier caso de maltrato infantil que veamos a nuestro alrededor, si un niño está muy delgado, tiene una estatura por debajo del promedio para su edad, presenta poca higiene y muchas inasistencias a la escuela, son motivos de alarma.

Nypost / Mirror

Si un niño manifiesta cambios emocionales injustificados y se muestra deprimido son señales de que puede estar siendo víctima de maltrato físico o psicológico.

Denunciar a tiempo el maltrato puede salvar una vida, comparte esta lamentable noticia y alza tu voz contra los delitos de abuso infantil.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!