Detienen a la mujer que abandonó a su bebé en un portal con una emotiva carta

Lamentablemente muchos niños llegan al mundo sin encontrar la protección y el amor que necesitan mientras son vulnerables y dependientes del cuidado de los adultos.

Algunos nacen para enfrentarse al dolor del abandono, crecen intentando sobrevivir en condiciones deplorables que no favorecen el óptimo desarrollo de su bienestar físico y emocional. Por eso tan importante promover la planificación familiar, así como la defensa de los derechos de los menores.

Una mujer identificada como C.F.C, hondureña, de 23 años, abandonó a su bebé recién nacida a pocas horas de recibir el alta médica en el hospital donde dio a luz el pasado 19 de mayo en el Hospital de los Arcos del Mar Menor.

La mujer llegó sola al hospital, no la acompañó el padre de la menor con el que había roto su relación sentimental durante su embarazo.

Tampoco llevó la típica maleta con las pertenencias del bebé para el momento del alumbramiento y los días que debían permanecer ingresados, lo único que tenía era una bolsa de un establecimiento comercial.

Estuvo ingresada en el hospital durante tres días en los que no recibió la visita de ningún familiar, su padre vive en Honduras y su madre en Cartagena, con ella no mantiene comunicación desde hace tres meses. La madre no tiene empleo ni vivienda propia, residía en casa de una amiga que le ofreció hospedaje.

El pasado miércoles 22 de mayo recibió el alta médica, salió con su hija y se detuvo frente a un bloque de edificios en la calle Las Cortes, en el portal número 28 en Murcia.

Al notar que la puerta estaba abierta se asomó y notó la presencia de un carrito de bebé de color rojo que una vecina habría dejado ahí.

C.F.C decidió abandonar a su bebé en ese carrito, dejó también unos pañales y una nota escrita que ha conmovido las redes.

“Me ha costado mucho tomar esta decisión, pero es lo mejor para ella. Yo ahora mismo no puedo hacerme cargo de ella, es la decisión más dura que como madre y mujer me ha costado tomar, pero quiero el mejor futuro para ella”, escribió ella.

“Sé que la encontrará una familia que la cuidará como si fuese suya. Cuídenla como yo no he podido hacer”, concluyó la joven.

Ella salió del portal a las 15:00 horas, pocos minutos después el llanto de la bebé alertó a los vecinos de aquel portal. Durante más de 10 minutos la niña permaneció llorando hasta que una vecina abrió la puerta de su piso y al bajar las escaleras con preocupación vio que el llanto provenía de la pequeña.

Una mujer identificada como Sanae, de origen marroquí y de 32 años, notó que en el portal alguien había dejado abandonado a un presunto bebé.

Casualmente el carrito en el que yacía la menor era suyo, de inmediato llamó al servicio de emergencias para pedir una ambulancia y alertar a las autoridades.

Los agentes de la policía se dirigieron al lugar y encontraron una escena desgarradora. “Una vecina nos estaba esperando con una niña en brazos y una carta de despedida. La bebé todavía tenía el cordón umbilical sujeto con una pinza, esta tenía un número de serie que nos permitió ubicar el historial clínico de la madre”.

Inmaculada, Gonzalo y Riqui, los tres agentes policiales de San Javier emprendieron un operativo para localizar a la madre de la menor.

Mientras tanto, trasladaron a la bebé al hospital donde comprobaron que gozaba de buen estado de salud, aunque la dejaron ingresada en el Hospital de los Arcos.

La Comunidad Autónoma ejecutará el protocolo de guardia y custodia provisional por desamparo a un menor por medio del Servicio de Protección de Menores de la Consejería de Familia.

La policía y agentes de la Guardia Civil encontraron el teléfono de la madre de la menor, pero estaba apuntado el de su ex suegra quien les dio a las autoridades su número de teléfono actual.

Finalmente, dieron con su paradero, la joven salió de la vivienda de una amiga y se encontró con los agentes que describieron que estaba llorando y muy nerviosa.

La trasladaron a dependencias policiales donde ofreció declaraciones, “No estaba arrepentida porque no tenía ayuda de nadie y estaba desesperada”.

Después que la madre finalizó su relación de pareja le ocultó su embarazo a su madre. Durante los primeros meses de gestación intentó trabajar como dependienta de un comercio, pero no tuvo resultado.

Ante los agentes de la policía y de la Guardia Civil, la mujer dijo que al salir del hospital caminando por la calle sintió un ataque de ansiedad que la motivó a abandonar a su hija.

EE

Este jueves se hará efectiva la guardia y custodia de la bebé a cargo del Servicio de Protección de Menores. Ella estaría a cargo de una familia de acogida por un máximo de nueve meses, siento prorrogable este período.

La madre no sabía que había un procedimiento para renunciar a su hija a través de la adopción.

La investigación comprobará si C.FC. quien vive en España de los 6 años, abandonó a su hija por las dificultades de su situación familiar y económica o la depresión postparto entre otros factores.

Se pudo conocer que la mujer tiene otro hijo, el padre está a cargo de la custodia porque ella no podía mantenerlo.

Afortunadamente la bebé está en buen estado de salud, se espera que pueda contar con la protección de una familia. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!