Cuando lee el ticket de compra reclama indignado al restaurante y despiden al empleado

Muchas personas prefieren pedir comida a domicilio para evitar cocinar o para disfrutar de un delicioso menú, sobre todo, cuando se trata de un día o momento especial entre una amorosa pareja que solo quiere demostrarse cuánto se quiere.

Sin embargo, la atención al cliente que brindan los establecimientos de comida no siempre es la mejor. Esto fue lo que vivió un residente Brasil, quien hizo público en las redes sociales el insólito mensaje que colocó el cajero para entregar su orden de comida.

El cajero del restaurante, llamado Mikazuki, fue despedido después de escribir al comienzo de un pedido un comentario ofensivo sobre un cliente.

“El animal no sabe dónde vive, pero es en Junqueira”, decía el mensaje en el resumen de entrega.

Junqueira es un barrio de São Roque, ciudad del interior de São Paulo, donde ocurrió el hecho. En la publicación, el cliente informó que la noche del martes 20 de octubre hizo un pedido en un restaurante que ha frecuentado durante cinco años.

La cena fue para celebrar su aniversario de bodas.

Sin embargo, al recibir la entrega, el hombre se sorprendió por lo que contenía la observación sobre el lugar de la entrega y el comentario estropeó su noche de celebración.

«Solo quería celebrar nuestro día con mi esposa preparándole la cena. Fue una falta total de respeto para sus clientes y un insulto muy grande«, comentó el hombre.

Ante lo sucedido, el dueño del establecimiento no tardó en expresar su pesar, sobre todo porque el cliente acudió personalmente al lugar para poner una queja, pero él no se encontraba allí. El empresario despidió al empleado en cuestión, quien fue contratado recientemente.

«Cuando el cliente llegó al restaurante, el empleado ya no estaba aquí. Entonces, lo contactamos para averiguar el motivo y terminamos el contrato con él«, dijo el dueño del lugar.

Pese a que el cliente siempre tiene la razón, este suceso ha causado polémica en las redes sociales y dividido la opinión de los internautas: unos consideran que la sanción hacia el empleado fue justa y otros que la nota estaba justificada.

“No es que el empleado haya tenido razón al elegir las palabras y en cómo actuó. Pero el cliente es el más malo de la historia porque no sabe su propia dirección, es una falta de respeto también con el establecimiento. En fin, no era necesario despedir al cajero y el cliente necesita aprender a ser más atento”, señaló otro internauta.

Más allá del debate en torno al caso, es un hecho que todos debemos aprender a cuidar las palabras que utilizamos con los demás, dado que pueden afectar más de lo que esperamos y tener severas consecuencias. Referirse a alguien con un descalificativo jamás será justificable, se puede comunicar cualquier malestar con respeto.

No te vayas sin compartir este polémico caso con todos tus amigos y recuerda pensar bien las palabras que dirás en un momento de enfado.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!