Despiden a una profesora por las imágenes de sí misma que publica en sus redes sociales

A estas alturas, ya son pocas las personas dueñas de un teléfono móvil inteligente que no se han tomado una selfie o autofoto. Esta práctica está tan extendida en el mundo, que las razones por las que la gente desea perpetuarse, son muchas y no solo por simple vanidad.

A esto se suma ahora un fenómeno que ocurre, en particular, entre las mujeres que se toman las fotografías más provocativas y sugerentes, cosa que, incluso, tal y como en el caso de la profesora de Barranquilla, Colombia Yeimy Ilias, puede costarles su puesto de trabajo.

La hermosa docente de cabello rubio, se graduó con honores en Contaduría Pública, profesión que ejerce impartiendo clases en la universidad. A pesar de que en los salones de clase es muy seria y juiciosa, la forma como comenzó a mostrarse en diversas poses bastante subidas de tono, le ocasionó un tremendo problema.

Fue despedida del campus universitario donde laboraba, ya que sus superiores consideraron que su actitud era “demasiado informal”. Entonces, se confirma el hecho de que realmente las mujeres que se hacen selfies sugerentes, son vistas como menos competentes.

Pero, ella se muestra tal y como es, bella y desprejuiciada, a través de su cuenta oficial de las redes sociales, donde ha atraído a un gran número de seguidores con sus atrevidos bikinis, ajustadas pijamas y vestidos apretados con amplios escotes que dejan poco a la imaginación.

La voluptuosa dama explicó en una entrevista realizada por el programa de televisión “Lo Sé Todo”, que en un principio la invitaron a participar en otro programa, y desde entonces su cuenta comenzó a crecer exponencialmente y se hizo muy popular.

“Me sorprendió mucho cuando, después de aquella aparición en televisión, mis redes sociales comenzaron a aumentar en número de seguidores”, comentó.

Después de aquella avalancha de fans, Yeimy, emocionada, comenzó a mostrarse en las redes sociales más seguido, posando aún más atrevida. Mientras tanto, continuaba trabajando como docente de pregrado.

Sin embargo, un día le llegó el aviso de cese de sus funciones, tras realizar diversas publicaciones, así como otra serie de señalamientos por parte de los internautas, que ella acusa de hipócritas y de doble discurso. Palabras de aquellos mismos quienes antes alababan tanto sus formas.

“No tienen moral para decir algo. Seguiré publicando mis fotos porque, sencillamente adoro hacerlo y tengo que dar explicaciones de mis actos a nadie. Cada quién con lo suyo”, afirmó la profesora.

Actualmente, Yeimy Ilias, quien es también madre de una pequeña de 13 años de edad, fue aceptada en otro lugar donde también ejerce como educadora. Asegura que sus alumnos son sumamente respetuosos y educados con ella. Bravo por esta mujer quien supo defenderse de los ataques de sus críticos.

La docencia no tiene que ver con ser bella y sentirse bien, mientras no se transgredan los límites. Una red social no nos debe hacer menos, ni restarnos profesionalismo. Comparte esta historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!