Desesperados, los médicos se arrodillan rezando por el drama que sufren en el hospital

Como producto de la situación crítica que afronta el personal de salud en los actuales momentos de la pandemia por coronavirus, subyace la inquietud por vislumbrar un poco de la realidad que este grupo de trabajadores padece en los servicios de salud en los distintos países afectados.

Venezuela no escapa a los estragos del COVID-19, presentando una importante cantidad de casos de contagio a pesar de que el régimen no revela datos oficiales, con una cifra galopante que ha ido en aumento, sobre todo en lo que va de año, los hospitales se encuentran abarrotados y, los médicos y enfermeras, desesperados.

En el Hospital Victorino Santaella, ubicado en Avenida Bicentenaria de Los Teques, en Venezuela, presas del pánico y la frustración, numerosos galenos y demás miembros del personal sanitario se unieron en una cadena de oración por las personas que están librando la batalla contra este virus tan cruel.

El conmovedor momento fue captado en un vídeo por el periodista de Los Teques, Daniel Murolo, editor del medio de comunicación local El Tequeño. Las imágenes le están dando la vuelta el mundo a través de varias plataformas digitales.

“Una oración por quienes luchan contra el COVID-19 y por quienes arriesgan su vida por salvarlos”, expresó el comunicador en su publicación donde, además compartió una instantánea adicional donde aparecen estos héroes de blanco arrodillados, orando con mucha fe frente a la emergencia del mencionado centro de salud.

Y es que, como todos sabemos, los trabajadores de la salud son quienes se encuentran en la primera línea de riesgo de contagio por coronavirus. Precisamente, representan a uno de los grupos más vulnerables ante la mortal enfermedad.

No se puede tapar el sol con un dedo. Por eso, aunque el régimen chavista de Nicolás Maduro se ha devanado los sesos tratando de desinformar y de esconder la realidad, según la ONG Médicos Unidos Venezuela, se sabe que, al menos 408 de estos individuos han fallecido por coronavirus.

“Lo más recientes decesos del sector ocurrieron entre el 26 y el 28 de marzo, de acuerdo con los datos obtenidos”, dijeron de manera extraoficial desde la organización.

La más reciente actualización de la lista, consta de ocho nuevos occisos, e incluye a los médicos cirujanos Lamberto Piñero, José Ramos, Julio Hidalgo, César Uret, José Julián Bello, Raúl Mendoza, Óscar Bastidas y Eugenio Cordido, todos provenientes de varios estados del interior del sufrido país suramericano.

El impacto que dejará esta pandemia en la Humanidad aún se desconoce. Vivir los estragos que va dejando el COVID-19 ya es un reto, tanto para quienes lo padecen, los que lo viven en su entorno cercano, y para quienes velan por la salud de los pacientes.

Y en situaciones en las que la precariedad victimiza aún más a una población, la fe ayuda a la ciencia a combatir la desesperanza y aferrarse a la vida a quienes tiene aún muchas ganas de ser felices en este sangrante planeta azul.

 El personal sanitario ha tenido que cargar con un enorme peso sobre sus hombros. Su papel ha sido un elemento clave para hacer frente a esta inesperada realidad. No nos queda más que rendir honor a quien honor merece. Comparte esta historia inquietante con tus seres queridos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!