Desde hace 909 años no se producía un caso similar al del nacimiento de este bebé

A todos los que les guste lo relacionado con los números y las fechas, va dedicada nuestra siguiente historia. ¿Sabías que el pasado 02 de febrero de 2020 fue un día palíndromo, o como se conoce en otros países, capicúa? Y quizás te preguntarás: ¿y eso qué es? Pues bien, esta es la fecha que se lee exactamente igual de izquierda a derecha que de derecha a izquierda. Hagan la prueba: 02/02/2020. 

Pues ese día, y curiosamente justo a las 20 horas y 02 minutos de la noche, hizo su entrada triunfal a este mundo una hermosísima bebé que fue bautizada por sus padres como Charlee Rose Masters, en el Hospital St. Joseph, ubicado en Lexington, el estado de Kentucky, Estados Unidos. 

Su nacimiento se produjo en un día sumamente extraordinario, que no se producía desde hacía exactamente 909 años, desde el 11 de noviembre de 1111. 

Sin embargo, lo menos que se le cruzaba por la mente a Laken Masters, la afortunada madre primeriza, era que su alumbramiento había coincidido con el momento exacto de la singular fecha hasta mucho después del nacimiento de Charlee Rose. 

La primera foto de Charlee Rose

Realmente no pensé en la fecha y luego todas las enfermeras que estaban en la habitación dijeron: ‘Oh, esto es genial … es mejor que un bebé de Año Nuevo’”, comentó la madre. 

Laken esperaba que su bebé llegara el lunes o el martes, por lo que cuando comenzaron las contracciones el sábado por la tarde, su mente y su cuerpo se llenaron de sorpresa y ansiedad. Dijo que su propia madre, Dee Dee Calvert, fue la primera en darse cuenta de que Laken podría tener el bebé a las 20:02 pm. 

“No sé la conversación que estaba teniendo lugar en la sala. No recuerdo a nadie más hablando de nada. Solo recuerdo a mi madre, Dee Dee, diciendo tomen una foto del reloj”,  dijo Laken

Su mejor amiga, familiares y un grupo de enfermeras estuvieron en todo momento asistiendo a Laken para que diera a luz a la pequeña futura dueña de su corazón. Además, Nancy Shirey, una de las enfermeras con 20 años de experiencia como partera en el hospital, comentó que solo pujó durante 20 minutos antes de que la bebé apareciera. 

“Las madres primerizas generalmente tienen que pujar durante al menos un par de horas, pero Laken solo pujó durante unos 20 minutos”, aseguró. 

Charlee, que nació feliz y saludable, fue bautizada en honor a su difunto bisabuelo y difunta tía abuela, por lo que una vez más nos sentimos felices por el nacimiento de un nuevo angelito en un día tan especial. 

Comparte esta hermosa e inusual historia con tus seres queridos, y a esta orgullosa y feliz nueva mamá le deseamos muchas felicidades por tan hermoso regalo de vida. Enhorabuena, Laken. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!