Desarrollan un método que detecta el cáncer de mama hasta con 5 años de anticipación

El cáncer producido en los tejidos mamarios es una de las formas más comunes de esta dura enfermedad. De hecho, es la segunda causa más frecuente de muertes por cáncer en las mujeres.

Ante esto, los científicos no han bajado los brazos y durante años se han dedicado a estudiar e investigar nuevos tratamientos y nuevos mecanismos de prevención.

En esta oportunidad han sido los investigadores en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y el Hospital General de Massachusetts quienes han logrado un gran avance en la prevención del cáncer de mama.

Mediante el uso de inteligencia artificial (IA, por sus siglas en inglés), estos científicos han logrado predecir a los pacientes con un alto riesgo de padecer la enfermedad.

Gracias a este avance, será posible detectar hasta en un 31% aquellos casos de alto riesgo con un período de hasta cinco años antes de que aparezca el cáncer.

Este es un logro bastante significativo ya que, a pesar de los importantes avances en genética e imágenes modernas, la realidad es que el diagnóstico termina sorprendiendo a la mayoría de los pacientes.

Y en el caso de este tipo de enfermedad, todos sabemos lo vital que es un diagnóstico temprano.

“La esperanza es que sistemas como estos permitan a los médicos personalizar los programas de detección y prevención a nivel individual, haciendo del diagnóstico tardío una reliquia del pasado”, dijo La profesora del MIT Regina Barzilay.

Regina Barzilay es una sobreviviente más del cáncer de mama.

Este avance parece casi milagroso y es un gran aporte para la humanidad. Para lograrlo, los científicos crearon un nuevo modelo de aprendizaje profundo que, a partir del análisis de ciertos patrones sutiles en las mamografías, indica la probabilidad de que el paciente desarrolle cáncer de mama en un período de 5 años futuros.

En la investigación se analizaron más de 90.000 mamografías de unos 6.000 pacientes del Massachusetts General Hospital, y uno de los aportes más significativos del estudio es que el análisis se haya hecho de forma individual.

Cada una de las mamografías fue examinada para buscar patrones, que no habían sido detectados antes por humanos en el tejido mamario. De este modo, han logrado anteponer la posibilidad de desarrollo de la enfermedad en cada paciente.

“En lugar de adoptar un enfoque único para todos, podemos personalizar la detección del riesgo de una mujer para desarrollar cáncer”, dijo Barzilay, autora principal de un nuevo artículo sobre el proyecto.

El primer modelo de riesgo de cáncer de mama fue desarrollado en 1989, desde entonces las predicciones se han hecho de una forma más empírica e intuitiva por parte de los médicos.Esto, atendiendo a ciertos factores de riesgo como la edad, los antecedentes familiares de cáncer de mama y de ovario, los factores hormonales y reproductivos y la densidad mamaria del paciente.

Por esta razón, los modelos de riesgo de cáncer de mama utilizados hasta el momento no respondían a un análisis individual.

Este es uno de los principales objetivos a los cuales ha apuntando esta investigación: a la identificación manual, en una mamografía, de patrones que impulsa el cáncer en el futuro. Dichos patrones son revelados por medio del uso de la tecnología inteligente.

“Desde la década de 1960, los radiólogos han notado que las mujeres tienen patrones únicos y ampliamente variables de tejido mamario visibles en la mamografía.

Estos patrones pueden representar la influencia de la genética, las hormonas, el embarazo, la lactancia, la dieta, la pérdida de peso y el aumento de peso. Ahora podemos aprovechar esta información detallada para ser más precisos en nuestra evaluación de riesgos a nivel individual”, explica Lehman.

El modelo MIT/MGH también apunta a aumentar la detección de riesgo en distintos grupos étnicos. En el pasado, otros modelos sólo habían analizado a la población de mujeres blancas por considerarse que las mujeres de color son hasta un 42% menos propensas al cáncer de mama.

Getty Images / MIT News

Este es sólo el principio de un gran descubrimiento, pues las buenas noticias no terminan acá. Según los científicos, se espera que este nuevo modelo los ayude a prevenir otros tipos de cáncer como el de páncreas u otros problemas médicos como las enfermedades cardiovasculares.

Quizás para esto se deba esperar un par de años más pero por ahora debemos felicitar por este nuevo avance de la ciencia.

La prevención y detección temprana del cáncer ayuda a salvar vidas. Comparte esta importante noticia con tus amigos y hazles saber esta gran noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!