Demi Moore aparece irreconocible por sus desacertados estiramientos faciales

Es muy común que las grandes figuras del espectáculo que han dedicado su vida a su carrera hagan uso de los tratamientos estéticos disponibles para mantener una apariencia “perfecta” que cumpla con los cánones tradicionales de belleza.

Pero, además, en un intento por disimular el paso de los años, algunos se preocupan por someterse a procedimientos quirúrgicos que les ofrezcan un aspecto fresco y jovial.

Lamentablemente, no siempre obtienen los resultados deseados y terminan luciendo cambios que los dejan irreconocibles desconcertando a sus seguidores.

Eso fue lo que le pasó a Demi Moore, la reconocida actriz de 58 años, apareció en un desfile para la firma Fendi dejando a todos atónitos.

Tras someterse a varios estiramientos faciales, su rostro sufrió cambios que la dejaron con rasgos distintos a los que su público está acostumbrado a ver.

El estiramiento facial se ha convertido en uno de los tratamientos más solicitados por mujeres mayores de 50 años.

Demi Moore participó en el desfile de Alta Costura primavera-verano 2021 que ofreció Fendi en París, Francia. Cumpliendo con las medidas establecidas para prevenir los contagios de coronavirus, el evento se realizó sin público y fue transmitido a través de Internet.

La actriz desfiló con un traje de satén de color negro y llamativos aretes, salió en las columnas del Palacio Brongniart, con un look que transmitía elegancia, sobriedad y misterio.

Muchos admiran que a su edad siga logrando sus sueños y haciendo lo que más le apasiona, sobre todo, porque en plena pandemia, mostró su talento en el mundo de la moda en un evento distinto, pero memorable.

A pesar de lo positivo de la participación de la actriz, el aspecto de su rostro causó una ola de comentarios.

Sus seguidores se mostraron alarmados y preocupados preguntándose por qué había sufrido tantos cambios en su apariencia alegando que no le hace falta someterse a operaciones quirúrgicas para estirar su piel.

El estiramiento facial que se hizo dejó sus pómulos sobresaltados, además, su rostro se ve pequeño y con los huesos marcados.

Es importante reconocer que, aunque no está mal valerse de tratamientos para verse mejor, más joven y cumplir con otras necesidades, hay que tomar en cuenta los riesgos, que el personal médico sea altamente calificado y garantizar nuestra salud.

Con el estiramiento facial, las pacientes pretenden reducir la flacidez y los pliegues en pómulos y la línea mandibular, en la operación, los médicos estiran aquellas áreas que han quedado colgando con los años acomodando los tejidos bajo la piel para dar un aspecto más joven.

En este procedimiento quirúrgico también retiran los excesos de piel en caso de ser necesario, además, suele hacerse un estiramiento de cuello definido como “plastimoplastia, para disminuir la flacidez y la acumulación de grasa.

Los excesos de este tipo de tratamiento estético pueden tener resultados desfavorables. En algunos casos, lo recomendable es aceptar esos cambios que sufrimos con el paso del tiempo porque lo más importante es la belleza que no es visible a los ojos y la salud.

Comparte estas imágenes que han dado tanto de qué hablar y comenta tu opinión.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!