Deja a su bebé en casa de la suegra de su ex pareja y no regresa por él – «No puedo cuidarlo»

Es lamentable que los niños sigan siendo víctimas de las malas decisiones que toman los que son responsables de ellos.

Enlaces patrocinados

Son muchas las parejas que tienen problemas, y en lugar de tratar de solucionarlos pensando a favor de los más pequeños solo le dan prioridad a sus intereses personales.

Tristemente, los niños, quienes no tienen la culpa de nada, casi siempre son los que terminan pagando las consecuencias de la separación de sus padres.

Y este caso es una muestra de las situaciones que se repiten a lo largo y ancho del mundo. Se trata de una mujer de 33 años, identificada como Melissa Kelly, madre de un bebé de tan solo tres meses, que lo dejó abandonado en la casa de la nueva suegra de quien fue su pareja.

“No me obligues a tirar al niño a la basura”, le escribió Melissa al papá del pequeño.

Qué acto tan deplorable e irresponsable, y sobre todo injusto para el bebé que no pidió venir al mundo.

Una joven madre, que de amor de madre parece no tener nada, decidió abandonar a su bebé en la casa de Patricia Tillman una noche diciendo que ya no podía cuidarlo.

Enlaces patrocinados

La mujer que recibió al bebé es la madre de la nueva novia de su expareja, Clayton Zinck.

Según Melissa, Clayton iría a buscar al bebé antes de que ella escapara, pero el hombre nunca apareció. Patricia, de Deltona, Florida, inicialmente desconocía quién era la mujer ni el papá del menor, pero después se enteró que era del novio de su hija.

Melissa fue encontrada horas después por las autoridades en un bosque, estaba desesperada porque su relación había terminado y no sabía qué hacer.

En medio de su crisis sentimental, Melissa le había enviado algunos mensajes de texto a su exnovio en los que le decía que, por favor, no la obligara a tirar al bebé a la basura e incluso lo amenazó con atentar contra su vida porque ya no estaba junto a Clayton.

Enlaces patrocinados

El papá del niño nunca se presentó para reclamar al bebé y hacerse cargo de él.

Los abuelos paternos tampoco aceptaron recibirlo en casa, por lo que el pequeño fue llevado a un centro asistencial para tratar la severa infección que presentaba en la piel, que, según medios locales se trataba de sarna.

Lamentablemente el pequeño de tan solo tres meses de edad quedó bajo la custodia del departamento de los servicios sociales infantiles.

Enlaces patrocinados

Melissa fue arrestada y acusada de deserción ilegal de un niño y negligencia infantil. El mes pasado fue liberada con una fianza de 2.000 dólares.

Comparte esta historia en la que ninguno de los progenitores asumió la responsabilidad de su pequeño bebé, es importante que tener conciencia sobre lo que significa traer un hijo al mundo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!