Defiende a su hermanito de quienes lo hicieron llorar por su afición a la lectura

En estos tiempos de mass media y de los llamados millennials, es común ver a más niños distraerse con dispositivos electrónico y por tal razón actividades tan ricas como la lectura han quedado de lado.

Hoy en día difícilmente se pueden encontrar a jóvenes interesados en repasar la página de un libro, pero peor aún es saber que a quienes sí les interesa podría costarles el ser señalado.

A esta situación se ha tenido que enfrentar Callum Manning, un niño británico que es blanco de señalamientos de algunos en su escuela por su inusual interés por la lectura.

Callum, de 13 años, es aficionado a los libros desde muy pequeño y sus gustos van desde los clásicos hasta los relatos de ficción. Esto lo motivó a abrir una cuenta en Instagram que está dedicada a compartir y comentar sus más exquisitos gustos literarios.

Lo que el pequeño jamás imaginó es que el asunto lo expondría de la forma más absurda.

Aunque el joven no fuese ningún influencers, pues su perfil contaba con escasos seguidores, su pasión por la lectura lo animaba a compartir sus impresiones de cada libro. Pero cuando sus compañeros de colegio se enteraron, lejos de aplaudirle su iniciativa comenzaron a señalarlo.

El asunto comenzó, cuando unos chicos de la escuela escribieron comentarios ofensivos contra Callum en un grupo de Whatsapp. Esto devastó al chico.

«No suelo llorar tan a menudo, pero creo que fue la primera vez en mucho tiempo que realmente lloré», reveló Callum.

Ellis Landreth, la hermana mayor del chico, descubrió la situación y decidió comentar al respecto en su Twitter. Lo que no imaginó es que esto despertaría una ola de solidaridad para con su hermano.

“No puedo creer lo horribles que son los niños. Mi hermano pequeño hizo una cuenta en Instagram para hablar de libros y los niños en su nueva escuela lo vieron y crearon un chat grupal donde lo criticaron y llamaron ‘imbécil’. Alguien lo agregó para que pudiera verlo”, escribió Ellis, junto a una foto de la cuenta de Instagram de Callum.

Esta acción hizo que el pequeño ganara miles de seguidores entusiastas que no sólo se solidarizaron por el rechazo que había recibido, sino que comenzaron a intercambiar comentarios sobre los libros. 

De este modo, Callum ha activado un club de lectura en Instagram que ya cuenta con más de 356.000 seguidores.

De hecho, algunas de estas personas han enviado libros nuevos para que el pequeño siga comentando en redes. Incluso librerías y escritores como Matt Haig o SJ Watson le han hecho llegar sus últimos trabajos.

Aunque Callum tiene una larga lista de escritores favoritos, se sorprendió al saber que Caroline Kepnes también se había interesado en su historia y le escribió directamente.

Toda esta situación hizo que a confianza de niño se fortaleciera y ya no hay comentario negativo que lo haga entristecer.

En el momento en que Ellis compartió el problema de su hermano sólo esperaba que algunos de sus amigos en línea se solidarizaran con Callum pero el asunto se volvió viral.

Nos contenta saber que son miles los que valoran la pasión que el chico pone a su lecturas y estamos seguros de que sea lo que decida estudiar su bagaje cultural le permitirá tener el mayor de los éxitos.

Cuentas como las de Callum son las que valen la pena compartir, él es de esos verdaderos influencer que deberían seguir nuestros jóvenes. Comparte esta nota y deja que el mundo lo conozca.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!