Decidió vencer el miedo y revelar las marcas de su cuerpo para crear consciencia

Mathilde Arctander, de 22 años, decidió dejar al desnudo las marcas que lleva desde su nacimiento para mostrar al mundo que es posible querer su cuerpo aun cuando se tiene características especiales que no encajan dentro de los estándares normalmente aceptados por la sociedad.

Mathilde, es estudiante de terapia ocupacional, de Stavanger, Noruega, que tiene Nevus melanocítico congénito (CMN), un tipo de lunar que está presente desde que la persona nace, se convierte entonces en una marca de nacimiento que le ocurre al uno por ciento de la población.

Normalmente esta marca se observa en la cabeza, piernas y brazos, sin embargo, a Mathilde le afectó parte de su estómago y muslos.

Mathilde siempre supo que tenía marcas en su cuerpo, pero no fue sino hasta que llegó a la adolescencia que comenzó a notar que las personas se le quedaban mirando fijamente.

Ella comentó que no era algo que la intimidaba mucho pero sí la puso a pensar con frecuencia en qué algo pasaba y en ese tiempo se preguntó muchas veces ¿por qué tenía esas marcas?

Por años ella soportó comentarios de la gente hasta que se cansó y decidió que era hora de que esa joven, mujer, estudiante, artista y pintora empezara a querer y a valorar su individualidad.

Dejó de usar vestimenta holgada y grandes trajes de baño, ya no ocultaba su cuerpo con la ropa. Decidió abrazar las marcas de nacimiento e instar a otras personas de igual condición hacer lo mismo.

Mathilde reconoció que al principio no fue fácil, pero ahora ni siquiera nota que la gente la mira. Ella entiende que sus marcas sean inquietantes para las personas, lo que no entiende es por qué no se lo preguntan.

VER TAMBIÉN:  La decisión aprobada por el Congreso de Estados Unidos da esperanza a la familia de Charlie Gard

Estas marcas se pueden eliminar con cirugía, claro está, eso implicaría cicatrices en el área afectada. El tratamiento con láser puede ser considerado para atenuar la pigmentación de la piel, sin embargo, no es garantía que el color no regrese.

Ella confiesa que nunca se quitaría las marcas que han crecido con ella y que son testigo de cada una de sus vivencias. Ellas la hacen única.

Soy única. No tengo la piel normal y eso está bien. Estas marcas de nacimiento son parte de mí y no me desharé de ellas”.

Mathilde no se levanta cada mañana cuestionando la razón de por qué las tiene, simplemente ya las siente parte de su vida y confiesa que si tuviera la opción no se libraría de ellas.

Cuando miro a otras personas que tienen marcas de nacimiento, para mí son hermosas, porque cada uno de nosotros se ve diferente y eso es genial”.

Cuando ella comenzó a mostrar su cuerpo en la playa con traje de baño de dos piezas los comentarios de las personas fueron muy positivos, cada uno de ellos reafirmaron su autoestima. Muchos le decían que era valiente y hermosa.

Gracias a ese gran paso se hizo más fuerte. Ha asistido a conferencias en los Estados Unidos para conocer a otras personas con la misma condición. Algunas de ellas se cubren con mucha base, tal vez porque sienten miedo de los comentarios.

Ella nunca ha contado todas las marcas de nacimiento que tiene en su cuerpo, pero sabe que son muchas.

La recomendación de esta joven es que las personas que tienen marcas de nacimiento no las cubra con maquillaje, sea natural. Conocer a otros con igual condición ayuda a incrementar la confianza propia, ya luego no es relevante quien no entienda que los signos de nacimiento son bonitos y especiales.

VER TAMBIÉN:  Nunca pensó que una foto que se tomó en la universidad cambiaría por completo su vida

En sus redes sociales, ella instó a otros a seguir su ejemplo. Puedes visitar su perfil de Facebook aquí.

Daily Mail

Es realmente una historia motivadora que impulsa el amor propio y el crecimiento de la autoestima. Una condición especial es tal vez la diferencia más importante en la vida de una persona. ¡Comparte con tus amigos!

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!