Decidió compartir las fotos de su bebé para ayudar a otros padres a prevenir tanto dolor

Un bebé en el hogar es la mejor bendición, ellos irradian un amor y una ternura especial. Sin embargo, no deja de ser cierto que demandan atención y cuidados porque son totalmente dependientes del adulto.

Samantha Rodgers, de Des Moines, Lowa, madre de Juliano, está consciente de que un hijo es la mayor y mejor responsabilidad de los padres y por eso decidió compartir las fotos de su bebé cubierto de ampollas alrededor de su boca después que fue contagiado de herpes tipo 1.

Con estas imágenes busca advertir a otros padres sobre su situación y evitar que les suceda a otros bebés.

Samantha, notó que su hijo estaba presentando ampollas alrededor de su boca, y el 21 de julio lo llevó al médico. El diagnostico se resumió en una gripe o una consecuencia de llevarse el pie a la boca.

Lejos de mejorar, el bebé fue empeorando, sus llagas estaban propagándose por su cuerpo, especialmente el cuello, estómago y sus manos. Era evidente que no se trataba de una simple gripe, su preocupación se hizo cada vez mayor por no saber que le pasaba a su hijo.

Decidió llevarlo al Blank Children Hospital, donde le realizaron los exámenes correspondientes para determinar la causa de su condición.

El resultado dio positivo para Herpes tipo 1 (VHS-1), es una infección muy contagiosa y frecuente, generalmente se adquiere durante la infancia y dura toda la vida.

Las infecciones de este tipo son frecuentemente herpes labiales, es decir infecciones en la boca o alrededor de ella.

Samantha comentó que no sabe quién pudo ser el portador de ese virus para contagiárselo a su hijo. Lo que sí sabe es que siente mucho dolor por Juliano porque ahora tendrá que lidiar con eso toda su vida.

VER TAMBIÉN:  La emotiva historia del papá que solamente podía comprar comida para sus dos hijas

El sentimiento es de rabia e impotencia al ver a su hijo sufriendo son esas ampollas y no poder ayudarlo. Hace su mayor esfuerzo, pero reconoce que no sabe cómo manejarlo.

El herpes labial es muy contagioso y puede propagarse por la saliva, el contacto directo de la piel o al tocar un objeto que este infectado por el previo contacto de alguien portador del virus.  

Es generalmente inofensivo en la etapa adulta, pero para los recién nacidos la situación es otra porque el sistema inmune a tan temprana edad es muy vulnerable. El herpes labial en los recién nacidos resulta muy peligroso y de alto riesgo.

Es por eso que Samantha decidió publicar las fotos de su bebé con este padecimiento y ayudar a prevenir de alguna manera que otros niños sean contagiados.

Es muy difícil saber quién tiene el virus en su cuerpo, sin embargo, los padres sí pueden tomar medidas de prevención evitando los besos o el contacto directo con la piel del recién nacido de quien se tenga la sospecha, o simplemente tomarlo como una medida de salud general.

Dailymail

Esta madre sólo espera que ahora otros padres tengan más consciencia de quién permiten estar cerca de sus hijos. También apuesta a la prudencia de quien conoce que es portador del virus para que mantenga distancia física con el bebé.

Afortunadamente, la recuperación de Juliano es satisfactoria. La rápida actuación de su madre para buscar atención médica y la estadía en el hospital controló el avance de la infección y está evolucionando satisfactoriamente.

Es muy importante que se maneje esta información y la advertencia de Samantha dirigida a otros padres es muy valiosa. ¡Compártela!

VER TAMBIÉN:  Julia, de 26 años sobrevivió a 3 atentados en los últimos 3 meses - Estremecedor testimonio
¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!