El drama del hombre al que le explotó un cigarrillo electrónico en el bolsillo

Hay trabajos que son tan peligrosos que sus empleados deben de tener extremo cuidado, por ejemplo, el manejo de gases es bastante riesgoso y los profesionales de este sector laboral deben estar altamente capacitados para su trabajo, sin embargo, los accidentes siempre son una posibilidad.

Un ingeniero de gases de Liverpool, Inglaterra, llamado Darren Wilson de 37 años, está acostumbrado a la precaución que se debe tener en el momento de manipular los peligrosos elementos de su trabajo, pero no imaginó que el peligro se encontraba en su propia casa.

Utilizando su uniforme de trabajo, Wilson realizaba algunas reparaciones en su hogar cuando una inusual explosión casi acaba con su vida. El ingeniero tenía dentro del bolsillo de su pantalón un cigarrillo electrónico, dispositivo que empezó usar el hombre para dejar su hábito de fumar.

El cigarrillo no estaba siendo utilizado y tampoco estaba conectado a ninguna corriente, sin embargo, inexplicablemente empezó a soltar chispas y humo. El cigarrillo explotó, lo que provocó graves quemaduras en la zona genital, entrepierna y muslo de Wilson.

Cuando el cigarrillo explotó, Wilson trató de sacarlo de su pantalón pero no lo logró. El artefacto quemó su ropa, sus testículos y su pierna izquierda.

Rápidamente, el hombre fue llevado hasta el Hospital de Aintree para después ser trasladado hasta una Unidad Especializada en quemaduras de Whiston. La gravedad de sus heridas empeoró por el ácido de la batería del cigarrillo que provocó grandes ampollas en su piel.

“Sentía como si mis piernas se estuvieran quemando y derritiendo, hasta que llegué al hospital”, comentó el ingeniero de gases.

El dolor de las quemaduras fue insoportable para el ingeniero, de hecho, le tuvieron que administrar morfina para que pudiera soportar la limpieza y cura de las heridas.

VER TAMBIÉN:  15 celebridades que han tenido que luchar contra terribles enfermedades

Toda la familia de Wilson quedó impactada por el accidente que sufrió el hombre. Les parece increíble que el ingeniero siempre está expuesto a explosiones y quemaduras por gases en su trabajo, pero su primer accidente haya sido en su hogar.

Desde el pasado viernes, el hombre se encuentra ingresado en el hospital y deberá permanecer allí unas dos semanas más, porque los médicos y enfermeras deben cuidar de sus terribles quemaduras cada ocho horas.

Es lamentable que este padre de tres niños haya tenido que pasar esa situación, por suerte se encuentra en recuperación y será aún más precavido con los dispositivos electrónicos.

Liverpool Echo

Hay que tener mucho cuidado con lo que se guarda en los bolsillos. Comparte esta historia con tus amigos para que estén precavidos.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!