El emotivo caso del niño de 10 años que vende sus juguetes para pagar el funeral de su tío

Los tíos son importantes en la vida de un niño, los admiramos y se convierten en nuestros confidentes, unos segundos padres que nos ayudan a crecer, sin contar el apoyo emocional que aportan a nuestra vida. Así era Daniel, un chico de Oklahoma con su tío, por eso se esfuerza para darle la despedida que se merece.

Daniel Crase, de 10 años, y su tío Brian más que tío y sobrino, eran grandes amigos. Tenían una relación muy estrecha y les encantaba pasar tiempo juntos.

“Eran jugadores de baloncesto, eran jugadores de juegos, lo eran todo”, dijo la abuela de Daniel, Brenda Crase.

Daniel, es un chico como muchos otros de Oklahoma

Pero un día muy triste para toda la familia, y de manera inesperada, un paro cardíaco acabó con la vida del inseparable tío. El dolor que sintió el niño es indescriptible, se había ido la persona en quien más confiaba.

El difunto Brian no contaba con un seguro y por tal razón la familia debía responder por los gastos funerarios, que ascendían aproximadamente a unos 5 mil dólares.

Nada fácil reunir esa cantidad para el común de la gente. Por eso, Daniel decidió que haría lo que pudiera para darle un funeral digno a su tío, como él se lo merecía.

Daniel y su abuela

Tenía que hacer algo pronto para recaudar los fondos que necesitaba, y de repente se le ocurrió una idea, vendería sus juguetes.

El chico le dijo a su abuela Brenda lo que pensaba, ella lo apoyaba en todas sus iniciativas.

“Estableció una venta de garaje en nuestro patio, no funcionó, así que me dijo que lo llevara a la vía rápida porque iba a recaudar dinero para su tío Brian”, contó la abuela.

Brenda se sentía orgullosísima de su nieto, ella prácticamente había criado a Daniel desde que lo trajeron a casa del hospital.

“Hizo que mi corazón se sintiera bien porque sé que crié a mi bebé de la manera correcta y que él tiene mucho amor en su corazón”, contaba la orgullosa Brenda.

El leal sobrino ha estado parado durante tres días seguidos, afuera de la estación de servicio vendiendo sus juguetes para ayudar a pagar el funeral de su tío.

Hasta ahora, ha recaudado solamente 400 dólares, la meta es lograr los 5.000 que necesitan. Pero él no se desanima, al contrario, sigue con entusiasmo, y no se detendrá hasta que obtenga suficiente dinero.

¡Qué hermosa y sincera demostración de amor y entrega por un ser que se ama y ha partido!

Son sentimientos que nacen del alma, de lo más profundo, cuando el dolor deja sus huellas en los corazones.

Comparte esta dramática, pero aleccionadora historia con todos tus amigos. Y no dejes de demostrarle a tus seres queridos cuanto los amas ¡El momento es hoy, y ahora!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!