Da sus primeros pasos después de 7 años desplazándose gateando por las lesiones de sus pies

Los niños son seres llenos de inocencia y con muchas ganas de vivir, son un verdadero ejemplo para la humanidad, ojalá todos los adultos aprendiéramos de nuevo a ser niños.

Chien, es un niño de 7 años que, a pesar de tener una afección en sus pies, nunca se ha dejado vencer por las dificultades y siempre ha agradecido la vida.

Este pequeño nació en una aldea en Vietnam con una condición debilitante conocida como “pie zambo” que hace que las plantas de los pies se giren hacia adentro y se enfrenten entre sí.

Chien no podía caminar y aprendió a gatear por todas partes para movilizarse, y aunque su afección pudo haber sido tratada en Australia sin necesidad de una cirugía los pocos recursos económicos de su familia le impidieron optar por esa alternativa.

Debido a la falta de dinero y recursos médicos en Vietnam su condición empeoró a medida que fue creciendo.

Durante las vacaciones Chien vive con su abuela y en el período escolar vive con sus maestros a cientos de kilómetros de su hogar.

Este pequeño aprendió a usar la fuerza de la parte superior de su cuerpo para gatear y levantarse, y también recibió la ayuda de sus compañeros de clase quienes lo llevaban sobre sus espaldas.

Chien nunca había caminado hasta que lo llevaron a Australia para una cirugía que le cambió la vida. La operación estuvo a cargo de Children First Foundation una organización benéfica que recauda dinero para niños enfermos en los países en vías de desarrollo.

Gracias a la generosidad de la gente y al trabajo del personal de la Fundación recaudaron lo suficiente para llevarlo al Hospital St John of God en Berwick, al suroeste de Melbourne, donde fue sometido a una cirugía correctiva de su cadera derecha y sus pies a principios de diciembre.

Tom Tran, cirujano del hospital, ha quedado gratamente sorprendido por el progreso de Chien, quien ya ha dado sus primeros pasos.

«No esperaba esta evolución tan rápida, dado que no ha caminado en 7 años, pensé que lo haría en al menos 3 meses».

Chien desarrolló un vínculo muy especial con el doctor Tom y felizmente pasó la Navidad con la familia del cirujano.

Un portavoz de la Fundación dijo que Chien permanecerá en el hospital durante unos días antes de ser trasladado a una residencia de rehabilitación preestablecida para su total recuperación.

El pie zambo se conoce como talipes equinovarus (TEV) o talipes equinovarus congénitos (CTEV), se refiere a una condición en la cual un pie o ambos pies del recién nacido parecen estar rotados internamente en el tobillo.

Los pies apuntan hacia abajo y hacia adentro, y las plantas de los pies se enfrentan entre sí. En el 50 % de los casos, ambos pies están afectados y alrededor de 1 de cada 1.000 bebés nacen con esta afección.

El pronóstico es que Chien comience a caminar correctamente de 6 meses a un año. Comparte esta emotiva historia y celebremos la recuperación de este pequeño pero gran guerrero.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!