Da a luz en pleno vuelo sin saber que estaba embarazada – «Todos nos quedamos en shock»

Todos hemos pasado por momentos sorprendentes en nuestra vida pero puede que ninguno sea como el momento en que Lavinia Mounga descubrió que estaba embarazada.

“Todos quedamos en shock”, dijo Alilia que volaba junto a su hermana Lavinia .

Ella no tenía idea de que se encontraba en la semana 29 de gestación y tomó un vuelo desde Salt Lake City hasta Honolulu. A mitad del vuelo, Lavinia comenzó a sentir contracciones y en tan sólo unos minutos comprendió que estaba dando a luz.

“Mi hermana no sabía que estaba embarazada. Ella estaba tan sorprendida como el resto de nosotros cuando nació mi sobrino”, dijo Alilia Lavaki, la hermana de Lavinia.

Los asistentes de vuelo pidieron ayuda a los pasajeros y no tardaron en recibir respuesta. Lavinia era una mujer con suerte ya que estaba viajando con todo un equipo de personal médico especializado en nacimientos y en bebés prematuros.

El Dr. Dale Glenn es un médico del centro de salud Hawaii Pacific Health y además habían tres enfermeras especializadas en el área de cuidados intensivos neonatal: Lani Bamfield, Amanda Beeding y Mimi Ho.

“No sé cómo un paciente tiene tanta suerte de tener tres enfermeras de cuidados intensivos neonatales en el mismo vuelo en que comienza un parto de emergencia”, dijo Alilia.

Las enfermeras fueron las primeras en ofrecer su ayuda a Lavinia. Minutos después llegó el Dr. Glenn y ayudó a monitorear la salud de la madre y del pequeño.

El improvisado equipo médico no contaba con las herramientas de un hospital pero utilizaron su creatividad para brindar la mejor atención posible a los pacientes. Las enfermeras se valieron de cordones de zapatos para atar y cortar el cordón umbilical.

Después del parto, improvisaron calentadores de bebés con biberones de otros pasajeros calentados en el microondas. Con ayuda de un Apple Watch, medían la frecuencia cardíaca del recién nacido y así lo mantuvieron estable.

Tres horas después del nacimiento del pequeño Raymond, el avión aterrizó en Honolulu. El Dr. Glenn no hacía más que calcular los minutos y averiguar cuál era el hospital más cercano al aeropuerto.

“Tan pronto como llegamos los subimos a la ambulancia. Nos dirigimos a Kapiolani, un centro médico para mujeres y niños. Allí los recibieron en la sala de emergencias y los cuidaron muy bien”, explicó el Dr. Glenn.

El bebé fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos y todavía permanece allí. Los médicos aseguran que se encuentra fuera de peligro pero como se trató de un nacimiento prematuro prefieren mantenerlo monitoreado.

Lavinia pasó un par de días en el hospital pero ya le dieron de alta. Esperamos que pronto pueda llevar a su pequeño en casa para celebrar junto a su familia. La hermana de Lavinia inició un GoFundMe y han logrado recaudar más de 10 mil dólares para el futuro del bebé.

No hay dudas de que este nacimiento es algo que ninguno de los involucrados va a olvidar. Es un verdadero milagro y celebramos el enorme trabajo que hicieron los pasajeros que se dedicaron a ayudar a la madre y al bebé.

El pequeño Raymond es un bebé muy afortunado. No te vayas sin compartir su historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!