Da a luz en el auto a un bebé de 4,5 kilos mientras iba camino al hospital

Un embarazo siempre significará un proceso delicado aunque a algunas mujeres les resulte menos complicado que a otras, lo cierto es que las últimas semanas son de extremo cuidado pues en cualquier momento el bebé podría querer salir.

Para Lesia y su esposo Jonathan no había ningún problema en eso hasta que su primogénito decidió echarle un vistazo al mundo desde un vehículo en movimiento.

Una cámara en el automóvil familiar registró el momento en el que esos 45 minutos de camino al hospital se convirtieron en un episodio para jamás olvidar. Ahora, el vídeo ha sido publicado en las redes, causando conmoción en muchos usuarios.

Aunque nunca lo planificó, esta mujer terminó protagonizando una grabación de impacto y ha dejado al descubierto la valentía de cualquiera que decide ser madre.

Al principio Lesia intenta hacer respiraciones para mantener la calma y contener las contracciones, pero estas se hacían cada vez más seguidas e intensas.

Pronto ocurrió algo alarmante que la hizo entrar en pánico, un líquido comenzó a correr entre sus piernas: Lesia había roto aguas, algo para lo cual no estaba preparada y comenzó a hiperventilar.

Aunque la valiente mujer intenta calmarse, el asunto se salió de control en el momento en que el niño asomó su cabecita. El bebé estaba naciendo dentro de automóvil a pocos minutos del hospital, aunque fuera breve la distancia no había modo de hacerlo esperar más y Lesia debía dar a luz en el vehículo.

Jonathan sigue conduciendo a petición de su esposa pero le habla para hacerla sentir apoyada y a su lado. La situación era inesperada para ambos pero intentaron dar lo mejor de sí para que el niño pudiese nacer sano.

Lesia baja su pijama para que el niño pudiese salir y lo toma entre sus manos como toda una experta, obviamente su instinto de madre jugó un gran peso en esta situación.

Ella comienza a acariciar la espalda del bebé, quien llora de inmediato. Lesia está atónita con lo sucedido, mientras Jontathan no puede contener su felicidad.

La madre fue atendida en el hospital donde debía nacer el pequeño Josiah, quien pesó 4,5 kilos.

“Lo hicimos”, dice el esposo al ver a su criatura nacer y la valentía de esta mujer quien termina por darle un puño en la mano en señal de camaradería. Sin duda, este habrá sido el momento más impactante en la vida de esta pareja y si lo superaron de ese modo, seguro están listos para vencer cualquier adversidad.

Aunque el momento fue bastante angustiante, es un alivio que todo salió bien. Lesia demostró ser una gran guerrera, comparte esta historia y envíale tus bendiciones a esta familia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!