Da a luz a una bebé de casi 6 kilos después de que los médicos pensaran que tendría gemelos

Cuando Amber Cumberland, de 21 años, de Aston, Oxfordshire, estaba embarazada de su hija, los médicos llegaron a pensar que iba a tener mellizos sin que pudieran divisar la otra placenta.

Su vientre creció tanto que tuvo lesiones en su piel, su bebé aumentaba considerablemente de peso cada semana.

“Antes del embarazo, usaba talla 14 y al final del embarazo no cabía en la talla 20. Mi vientre era tan grande que los médicos pensaron que tendría gemelos a pesar de que en las ecografías solo veían un bebé”, relató la madre.

“Lo escuchamos tanto que en realidad comenzamos a creer que había otro bebé escondido”, agregó Amber refiriéndose al temor de ella y su esposo Scott Joy, de 22 años, de tener un embarazo múltiple.

Amber estuvo 24 horas en trabajo parto, pero tuvieron que practicarle una cesárea de emergencia.

Scott Joy, estuvo durante 42 horas en el estacionamiento del Hospital John Radcliffe, tres días del nacimiento de su hija, no podía entrar al hospital debido a las restricciones establecidas por la pandemia.

Solamente pudo entrar a acompañar a Amber cuando había comenzado su trabajo de parto.

“Llegué a 8 centímetros de dilatación y no podía aumentar más, en caso de continuar el trabajo de parto la bebé se habría atascado. Durante la cesárea, se necesitaron dos personas para sacarla”, dijo Amber.

Finalmente, Amber dio a luz a Emilia, y su hija se convirtió en la segunda bebé más grande que ha nacido en el Reino Unido después del récord de un bebé nacido en el año 2012 que pesó 6,35 kilos.

En el quirófano, todos miraron conmocionados a la bebé. “Cuando salió Emilia, mi esposo Scott tenía la cara pálida, y todos los médicos miraban conmocionados y riendo. Me la acercaron y me dijeron: ‘Felicidades, has tenido un niño pequeño’”. Emily pesó 5,890 kilos.

Los padres estaban muy contentos de que haya sido una sola bebé y de que estuviera perfectamente sana.

La ropa que llevaron para su bebé resultó muy pequeña, no esperaban que naciera con ese peso.

“No le quedaba todo el conjunto que trajimos, pero afortunadamente teníamos algo de ropa de repuesto para bebés de 0 a 3 meses y el personal del hospital tuvo que buscar pañales más grandes en el área de pediatría para nosotros”, contó la madre.

Las enfermeras querían conocer a Emilia, incluso permanecieron un tiempo acompañándolos para hacerse fotos con ella porque estaban sorprendidas por su peso.

Afortunadamente, la niña está en perfecto estado de salud y sus padres están complacidos de celebrar su bienvenida que ha despertado el asombro de miles de personas alrededor del mundo.

Desde su primer día de vida, Emilia se ha convertido en una celebridad.

Para Amber no fue fácil enfrentarse a las complicaciones de su embarazo por el peso de la bebé.

“Estaba tan desesperada por sacarla que intenté todo: comí medio kilo de piña cruda, usé aceites esenciales y sales de baño, incluso técnicas de acupresión, cualquier remedio natural que leí que podría ayudarme a facilitar el trabajo de parto”, dijo Amber.

Su vientre era tan grande que tenía muchas estrías y su piel estaba tan débil que incluso sangraba si hacía movimientos bruscos como levantarse demasiado rápido.

“Los músculos de mi estómago se dividieron por completo hasta el punto en el que los médicos apenas pudieron distinguirlos durante la cesárea y dijeron que eran los peores que habían visto en su vida”, relató.

Además, sufrió durante el embarazo de nervios oprimidos en sus caderas y piernas debido al peso, ni siquiera podía darse la vuelta en la cama sin la ayuda de su esposo.

Ahora, después de más de una semana de haber dado a luz, Amber se está recuperando. Asistirá a sesiones de fisioterapia para ayudar a curar los músculos de su estómago que se encuentran muy divididos.

“Todavía tengo un poco de piel completamente entumecida alrededor de mi ombligo donde los nervios acaban de ceder. Debido al daño en los músculos de mi estómago, los puntos no tienen soporte y debo tener mucho cuidado”, dijo Amber.

Por recomendación de los médicos, Amber todavía no puede cargar a Emilia en sus brazos estando de pie porque pesa mucho y necesita recuperarse, es un proceso lento.

“Ambos estamos muy contentos con nuestra hermosa niña”, dijo Amber.

La noticia del nacimiento de la pequeña emocionó no solo a su país, sino a miles de personas de todas partes del mundo. Comparte las adorables imágenes de Emilia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!