Cumple 92 años y se rehúsa a abandonar su puesto de trabajo en un McDonald’s

Después de décadas de trabajo cualquiera pensaría en obtener su jubilación y vivir con una pensión desde la comodidad y tranquilidad de su hogar.

Sin embargo, esto parece no aplicar para un trabajador de McDonald’s que recientemente ha celebrado su cumpleaños número 92 y no piensa retirarse de sus labores dentro de la cadena de hamburguesas.

El sábado 30 de noviembre del año pasado, Ike Baker de Dayton, Tennessee, alcanzó sus 92 años de vida y en su trabajo lo celebraron a lo grande. El hombre ha trabajado en un McDonald’s local por más de dos décadas y su edad parece no ser ningún inconveniente.

Según comentó la gerente del establecimiento, Sabina Kaylor, el Sr. Baker es bastante eficaz en su trabajo. Además, se lleva muy bien con todos sus compañeros de trabajo así que se sienten tranquilos de que Ike no piense aún en su retiro.

El trabajo de este entregado empleado consiste en servir como anfitrión en la cadena de comida rápida. Cualquiera que asista al McDonald’s de Dayton se encontrará con la sonrisa y el cálido recibimiento de este entusiasta abuelo.

Su jornada diaria consiste no sólo en recibir a los clientes, sino en estar atento de las necesidades que estos puedan presentar durante su estancia en las instalaciones del restaurante.

Pero Ike Baker no sólo atiende a los comensales, sino que se percata de que todo en el lugar marche bien. Por ese motivo es tan importante que el trabajador se lleve bien con los demás miembros del personal.

Antes de encontrar este empleo, Ike se alistó en el ejército. Es veterano de la Guerra de Corea y sirvió a la nación desde 1952 hasta 1960.

Pese a que en su vida tiene bastante anécdotas y trabajo acumulado para una merecida jubilación, el retiro aún no está entre sus planes.

Este honorable trabajador no piensa retirarse de su puesto en el McDonald’s ni cambiar ninguna de las actividades que desempeña diariamente.

Ike considera que el trabajo y un ritmo de vida bastante activo le han dado las energías necesarias para mantener un buen estado de salud.

Este hombre se ha convertido en uno de los trabajadores más longevos de la cadena de comida rápida y planea seguir prestando su servicio por al menos una década más.

Con un ejemplo así no hay motivo suficiente para no querer laborar. Comparte esta nota y envíale tu comentario a este abuelo que es digno de admiración.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!