Descubren un nuevo “cuerno” que crece en el cráneo por pasar inclinado mirando el teléfono

No es raro escuchar que la tecnología muchas veces empieza a invadir los hogares y la vida familiar a ritmos escalofriantes. De tal modo que, no sólo los niños y adolescentes resultan absortos tras la pantalla de un móvil, sino también los propios padres que ya no saben cómo despegarse de su teléfono.

Ya se han reportado casos de pequeños que han perdido la vista por permanecer demasiado tiempo pegados a la pantalla del teléfono. Pero ahora un nuevo problema derivado del abuso del uso de teléfonos móviles ha salido a la luz, pareciera algo inventado pero tristemente no lo es.

 Se trata del nacimiento de un extraño hueso en forma de “cuerno” en la base del cráneo, justo encima del cuello.

La mencionada deformidad crece debido a la posición que, principalmente los jóvenes, utilizan para consumir todo tipo de contenido desde la pantalla del móvil, al mantener la cabeza inclinada hacia adelante.

El raro fenómeno fue descubierto por un grupo de investigadores de la Universidad de Sunshine Coast, en Australia.

El doctor David Shahar y el profesor asociado Mark Sayers, fueron quienes publicaron el estudio en el Journal of Anatomy en marzo de 2016, pero en estas semanas se ha vuelto a hacer viral a partir de un reportaje de la BBC, de Londres.

El estudio revela que se llevaron a cabo radiografías en la columna cervical a una muestra representativa de entre 18 y 30 años, de los cuales 218 casos mostraron la evidencia de una “protuberancia occipital externa”.

Se dedujo que los adolescentes y jóvenes son los que sufren de este mal en mayor parte.

De esas 218 personas, un 10% ya tenía un hueso de al menos 2 centímetros de largo. Y el problema incide más en los hombres que en las mujeres, en un 67%.

El nuevo hueso más largo encontrado fue de 3,6 cm en un hombre y de 2,7 cm en una mujer.

Al extraño crecimiento del hueso se le ha denominado “cuello de texto” precisamente debido a la causa de su origen, ya que para pasar largas horas leyendo un mensaje, un correo o viendo imágenes y videos, hace falta inclinar la cabeza para hallar una postura cómoda.

El movimiento de inclinar la cabeza hacia abajo para mirar el móvil sería la causa del extraño cuerno.

Esto se da porque aumenta la presión en la coyuntura donde los músculos del cuello se adhieren al cráneo. La cabeza pesa alrededor de 4,5 kilos y la inclinación hacia adelante para ver el móvil exige un esfuerzo adicional al cuello.

Ese esfuerzo humano prolongado en el tiempo provocaría que se construyan nuevos tejidos óseos para aumentar el área de superficie que sostiene esta masa, según el doctor australiano David Shahar.

Los investigadores inlcuso advierten que es sencillo detectar si ya lo tenemos en nuestro cuerpo.

“Basta presionar con los dedos en la parte posterior del cráneo, justo encima del cuello. Si siente un pequeño cuerno está en el grupo que ya sufre este problema que se ha bautizado como “protuberancia occipital externa”, sostienen.

Parece increíble que el abuso de la tecnología haya llegado a límites insospechados. ¿Qué les esperará a las próximas generaciones? ¿Acaso nacer con un segundo dedo pulgar? Déjanos saber qué opinas de este descubrimiento y compártelo en tus redes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!