Critican a una madre por las tradicionales fotos que hace cuando sus hijos regresan a clases

Cuando llega el comienzo del año escolar muchos padres comienzan a lamentar que ya no podrán pasar tanto tiempo con sus hijos. Durante las vacaciones tienen lugar los mejores viajes en familia y con ellos recuerdos inolvidables.

Los hijos de Leslie tienen 14, 13 y 9 años.

Sin embargo, también hay que admitir que más de uno se encontrará sumamente aliviado de poder contar con la casa completamente sola durante un par de horas y así poder tomar largas siestas o simplemente poder leer nuestro libro favorito sin ninguna interrupción.

Leslie tiene actualmente 44 años.

Leslie Brooks es una de dedicada madre que se ha vuelto muy popular en las redes por una peculiar tradición que tiene con sus hijos desde hace años.

Se trata de una serie de fotografías que toman cada año cuando llega el momento de comenzar el año escolar.

La familia ha mantenido viva esta tradición desde el 2013.

Muchos padres toman fotos para conmemorar este momento, sin embargo, pocos saben bromear con tanta originalidad llevando al límite las expresiones de alegría y alivio que tiene la madre al saber que contará con las mañanas completamente libre de hijos.

“Los días a finales de agosto siempre son muy ajetreados. Pensamos que la mejor manera de relajarnos un poco era bromear con estas fotos y así todos nos calmarnos de los típicos nervios de volver a la escuela”.

Leslie tiene 3 hijos. Al principio las imágenes comenzaron con Leah y Caroline pero ahora también se ha unido el pequeño Drew. Lleva varios años realizando esta graciosa práctica pero no fue sino hasta hace poco que decidió hacer una publicación especial en su Instagram para recordar las imágenes que habían hecho durante tanto tiempo.

“Esta es nuestra tradición y es maravillosa”.

Los hijos de Leslie aman la tradición. Durante todo el año la ayudan a tener nuevas ideas y están muy orgullosos de tener esta costumbre tan particular dentro de la familia.

Pero para algunos usuarios de las redes no resulta tan divertido, Leslie ha recibido críticas de quienes alegan que hiere los sentimientos de sus hijos.

En las fotos se puede ver a Leslie con los ojos brillando de alegría a punto de saltar a la piscina o simplemente disfrutando de un merecido masaje. Sus chicos, por otro lado, siempre lucen con una graciosa expresión de resignación al ver los grandes planes que su madre se tomará con el final de las vacaciones.

“Nos divertimos mucho. Siempre pensamos en usar algunos disfraces y en la decoración”.

Leslie, sin embargo, confesó que todo es una broma. A pesar de que las vacaciones pueden ser agotadoras siempre extraña mucho a sus pequeños y desea que las vacaciones nunca se acaben.

No dudes en compartir esta bonita historia que hará que más de uno se sienta identificado.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!