Salva a una madre y a su hijo de 9 años de morir ahogados y le cuesta la vida

Cristian Burgos era conocido por todos como un chico dispuesto a hacer cualquier cosa para ayudar a los demás. Gracias a su enorme corazón, no lo pensó dos veces a la hora de saltar al mar para salvar a una madre y a su hijo que estaban siendo peligrosamente arrastrados por las olas. Su valentía logró salvar la vida de dos personas; pero él no logró recuperarse.

Cristian perdió la vida con apenas 17 años de edad.

Elvia Venegas, de 25 años, se encontraba con su hijo en la playa Virginia Key de Florida. Elvia decidió pasar el día enseñando a nadar a su pequeño de 9 años; pero no se dio cuenta de que el nivel del agua estaba aumentando considerablemente.

De pronto, madre e hijo se vieron envueltos en una ola y comenzaron a tener muchas dificultades para nadar contra la corriente. El joven Cristian se encontraba allí y cuando vio que estaban en apuros se sumergió de inmediato para intentar ayudarlos.

“Si no fuese por él, sé que no estaría viva. Estoy eternamente agradecida”.

En cuestión de minutos logró moverlos hacia un lugar mucho más seguro en la playa. Lamentablemente, él también se vio arrastrado por las olas y no consiguió llegar a la orilla. Un testigo llamó al 911 y aseguró que el cuerpo del joven fue sacado minutos después por los paramédicos.

Cristian salvó primero al niño de 9 años y luego regresó a salvar a la mamá.

Su condición era grave y lo trasladaron de inmediato al Hospital Ryder Trauma Center. Se encontraba en coma y los médicos indicaban que había un 98% de probabilidades de que no lograra sobrevivir. Fueron dos días terriblemente difíciles para su familia y todo indicaba que la condición de Cristian no mejoraría.

“Es el mejor hijo. La mejor persona. Deseo que algo así no hubiese sucedido”.

Al tercer día le quitaron el soporte vital y su familia se vio obligada a decir adiós a quien sin duda fue un verdadero héroe. Maria del Carmen Avenado, su madre, decidió dedicar unas hermosas palabras para explicarle a todo el mundo la maravillosa persona que era su hijo.

“Este dolor es demasiado profundo. Mi niño. Cada vez que veo algo que me recuerda a él siento que estoy destruida”.

En medio de este doloroso momento, la familia de Cristian se encuentra trabajando arduamente con la esperanza de lograr que su padre pueda asistir a su funeral.

Misael Burgos vivió durante dos décadas en Estados Unidos, pero recientemente fue deportado a Nicaragua porque su visa había expirado. Su novia, Mayte Padilla, asegura que es un momento demasiado doloroso pero que se siente orgullosa de la vida de bondad que llevó Cristian.

Él siempre hacía este tipo de cosas. Le encantaba ayudar a los demás”.

Nos unimos a la familia del valiente Cristian en estos momentos tan difíciles. No hay duda que seguirá viviendo en la memoria de todos sus seres queridos y todas aquellas personas a las que logró dar un impacto tan positivo con tan sólo 17 años.

Comparte esta nota para que el valiente acto de este joven héroe perdure en la memoria de todos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!