Corre una maratón de 42 kilómetros durante 6 horas en su balcón ante el asombro de todos

La pandemia global del COVID-19 ha provocado al menos 1,4 millones de fallecidos a nivel mundial, con más de 59,4 millones de casos de contagio contabilizados hasta el momento, por ello, con el fin de evitar que las cifras de víctimas por infección continúen en aumento, las restricciones de salir a las calles han sido cada vez más fuertes. 

Pero, ¿te has preguntado qué pensará un atleta acostumbrado a correr largas distancias al aire libre, hoy en día confinado en su casa? Elisha Nochowitz es un corredor que tuvo una peculiar manera de mostrárnoslo. 

Quedarse en casa es la mejor opción contra el coronavirus. Desde este 24 de marzo los franceses entraron en confinamiento, pero podían seguir haciendo deportes en un radio de no más de un kilómetro de distancia de sus casas.

De esta manera, en las redes sociales se puede ver muy bien cómo pasa Nochowitz estos días de encierro. 

El atleta francés de 32 años, ha decidido afrontar la cuarentena de una manera bastante original haciendo lo que más le gusta: correr 42 kilómetros eso sí, esta vez el coronavirus le redujo la ruta de carrera a los 7 metros de largo que mide el balcón de su casa. Sí, así como se lee. ¡Una maratón en casa! 

Su idea es demostrar que sí es posible mantener una actitud mental positiva a pesar de las dificultades que el mundo está atravesando por efecto del terrible virus.

Lo juro, si tengo que correr 20 maratones para terminar con este COVID-19, lo haría, no hay problema. Quería mostrarte que aún puedes hacer deporte en casa aún en el día 8 de encierro. Debemos permanecer mentalmente fuertes en esta prueba”, fue parte del mensaje que compartió en el que agradeció el apoyo que le brindaron.

Sin embargo, a pesar de su experiencia como maratonista, evidentemente no fue como soplar y hacer botellas, de hecho, resultó ser una gran hazaña, no solo por la distancia sino, sobre todo, por lo reducido del espacio en el que el hombre fue y vino de un lado al otro, incluso con náuseas, unas 3 mil veces en un tiempo de 6 horas y 48 minutos. 

Es uno de los escenarios más complicados a los que me he enfrentado. Me impedía ganar impulso y velocidad, pero esa no fue la única complejidad, pues los giros constantes fueron lo más difícil, debido a que tuve que hacer 3.000 vueltas en todo el recorrido”, aseguró el francés.

Elisha Nochowitz logró una gran hazaña al correr 42 kilómetros en el balcón de su hogar

Nochowitz aprovechó para dedicar su proeza a todos los hombres y mujeres del personal de salud de Francia quienes están dando sus vidas, si fuese necesario, para ayudar a las víctimas de esta horrorosa enfermedad. Sin duda, un noble homenaje a quien honor merece.

En tanto, el primer ministro francés, Édouard Philippe, ordenó el cierre de los lugares que no son esenciales, lo cual incluye restaurantes, cafeterías y clubes, así como el cierre de sus fronteras. 

Un total 50.237 personas fallecidas desde el comienzo de la epidemia se han registrado en territorio galo y, en la actualidad, más de 2,5 millones de contagiados.

Comparte esta historia con tus seres queridos y familiares, y ya ves que, a la hora de hacer deportes, tampoco el coronavirus puede ser una excusa para quedarse en la cama.