Convierten una patata gigante en un apartamento de Airbnb y puedes alojarte ahí por 200 dólares

La compañía estadounidense Airbnb se ha vuelto realmente famosa entre los viajeros de todo el mundo porque da a los usuarios la oportunidad de rentar desde habitaciones en casas compartidas hasta departamentos en las zonas más remotas del mundo, y también alojamientos realmente inusuales como una patata gigante.

Salir de vacaciones siempre es una gran alegría. Todos los preparativos deben estar más que listos antes de que la fecha esperada llegue: destino, transporte, lugares a visitar, comidas y sobre todo elegir el lugar de alojamiento porque de ello depende el poder disfrutar del viaje con comodidad y seguridad.

Hay lugares de alojamiento sencillos, de lujo, pequeños, grandes, abiertos a la naturaleza, pero nunca nadie se hubiera imaginado que podría hospedarse dentro de un saludable tipo de alimento de un gigantesco tamaño: una gran patata que tiene un costo de 200 dólares la noche, más 31 dólares para el servicio y 16 dólares correspondientes a impuestos de hospedaje.

Este hotel, ubicado en Idaho, Estados Unidos, está hecho de seis toneladas de acero, yeso y concreto. Y por dentro es realmente una estancia acogedora que tiene: una cama doble, baño, cocina, chimenea y aire acondicionado. Todo lo necesario para tener un momento de relajación después de un día de paseo.

“Tengo que ir a dormir allí mínimo una noche, es como si la hubieran hecho para mí”, expresó un internauta.

El hotel patata, como no es de extrañarse, está ubicado en medio del campo: tiene una fabulosa vista a las montañas Owyhee y, aunque su interior no está lleno de almidón, sin duda es toda una experiencia alojarse en ella.

Idaho es un Estado que tiene una gran producción de patatas, por ello la Comisión de Patatas de Idaho creó este maravilloso hospedaje, como símbolo de su importante labor.

“Algunas veces se me antoja un bocadillo por la noche, ¿puedo darle unos mordiscos al hotel?”, dijo un divertido internauta.

Y si por si fuera poco el hecho de que exista este hotel, es necesario señalar que se trata de una patata viajera. Así es, esta patata ha recorrido durante seis años los Estados Unidos en la parte trasera de un tráiler y después de tal recorrido fue que la Comisión de Patatas de Idaho decidió convertirla en hotel, añadiéndola a la larga lista de hospedajes excéntricos de Airbnb.

“Si alguna vez hago un viaje por carretera, definitivamente me quedaré en esa patata, le daría un verdadero toque especial al viaje”, mencionó un internauta.

No cabe duda de que el ingenio de las personas va más allá de las palabras. Podemos encontrar cosas para todos los gustos y así disfrutar de las mejores experiencias de la vida como el viajar.

Comparte esta nota para que todos los amantes de las patatas anoten este sitio como su próximo destino vacacional, y coméntanos si te gustaría alojarte dentro de ella.