Convierte su vehículo en una escuela ambulante para que ningún niño se quede sin estudiar

La pandemia de COVID-19 ha impedido que muchos niños y jóvenes puedan asistir a clases. Por esa razón maestros y profesores han tenido que adaptarse a esta nueva realidad; tal es el caso de una maestra mexicana a quien se le ocurrió una fantástica idea.

Nay es una maestra de primaria de educación especial y presta sus servicios en una escuela primaria del municipio de Apaseo el Grande ubicado en el estado de Guanajuato. Siempre se ha preocupado y tomado muy en serio la preparación y formación de sus pupilos.

Con todo lo que ha ocurrido con la pandemia, su interés se ha centrado en que los pequeños bajo su responsabilidad como docente sigan avanzando, y que no se afecte para nada la calidad de la educación que han venido recibiendo hasta ahora.

Así que, en vista de que ellos no pueden asistir como solían hacerlo a las instalaciones del centro educativo, ella se convirtió en una escuela ambulante. De lunes a viernes se encarga de visitar a sus estudiantes para darles clases en persona.

Para eso utiliza su vehículo pickup, el cual habilitó para que le sirviera como una especie de salón de clases con rueda, con todas las cosas que necesita para poder enseñar. Día a día se le ve pasar a casa de algún estudiante que la espera contento y dispuesto.

Como se sabe, en México a finales del mes pasado Esteban Moctezuma Barragán; quien funge como secretario de Educación Pública, informó que los alumnos de nivel básico: preescolar, primaria y secundaria, regresarían a clases presenciales el 10 de agosto, siempre que la pandemia lo permita.

“La calificación base de los alumnos será responsabilidad de las maestras y los maestros, que son quienes los conocen bien”, afirmó Moctezuma

El principal interés es resguardar la salud del alumnado, pero sin descuidar lo relacionado con su continuidad académica, por eso Nay pone todo su empeño para que los niños que atiende aprovechen al máximo y puedan salir adelante airosamente.

La iniciativa de la joven pedagoga fue conocida en las redes sociales y muchas personas y elogiaron su acción a través de infinidad de comentarios a su favor. Las imágenes muestran a la maestra sentada en la parte trasera de su vehículo, mientras a cierta distancia un niño está concentrado en su clase.

“Es admirable que existan maestras como ella, eso sí es vocación”, dijo una usuaria.

Tampoco dejaron de reconocer que la mujer cumple cuidadosamente las normas sanitarias que se recomiendan para evitar contagios, en las fotos se observa que ambos tienen mascarillas y también tienen un frasco de gel antibacterial sobre la mesita de estudio.

Nay merece más que un reconocimiento por tan noble labor de amor. No te vayas sin compartir esta hermosa y gratificante historia con todos tus amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!