Construyen una casa para cada uno de sus hijos, los niños viven separados y sin baño

Hace un par de años la familia Brinks compró un terreno para construir la casa de sus sueños. Al principio los planes eran completamente normales, hacer una casa lo más grande posible para poder vivir cómodamente junto a sus hijos y recibir las visitas familiares.

El terreno de los Brinks mide poco más de ocho hectáreas-

Keli, la madre de la familia, tenía una idea algo diferente. Para los Brinks el espacio privado siempre ha sido algo muy importante así que comenzaron a barajar la idea de hacer que cada miembro de la familia contara con una mini casa.

“Esta es una idea muy extraña. Mis mejores recuerdos en familia son compartiendo con todos. No sé cómo los niños pueden vivir sin un baño

Fue así como decidieron hacer una pequeña comunidad de casas mínimas para cada uno, en total hicieron seis hermosas construcciones. La casa de los padres, las casas de Lennox y Brodey, una casa que tiene dos baños, la casa de huéspedes y la casa para que todos pasen tiempo juntos.

“El único problema es que puede volverse algo difícil compartir con invitados y familiares”.

Las casas de los niños no tienen baño propio así que deben acudir a la propiedad del medio que sólo tiene dos baños. Para muchos, este es un inconveniente demasiado importante, pero ellos se acostumbraron rápidamente y aseguran que no cambiarían su forma de vivir por nada del mundo.

Cada casa tiene cerca de 14 metros cuadrados, a excepción de la de los padres que tiene 26 metros cuadrados.

Keli decidió dar a conocer esta manera tan peculiar en la que vive su familia y promover el minimalismo por sus incontables beneficios.

“La gente que vive en este tipo de casas adora pasar más tiempo al aire libre y logran absorber más vitamina D. También traen múltiples beneficios para el medio ambiente”.

Además de estas hermosas casitas, los Brinks tienen un granero privado en donde siembran verduras y cuidan animales. En cuanto dieron a conocer su pequeña villa en las redes, personas de todo el mundo quedaron en shock.

“Son una maravillosa manera de reducir el uso del carbono. Mejora la salud y también los ingresos. Son muy ecológicas en comparación con una casa estándar”.

Un simple vistazo a su propiedad basta para inspirarnos y querer llevar una vida más minimalista pero muchos creen que esto puede resultar algo extraño para la convivencia de todos los miembros de la familia.

¿Te atreverías a vivir como los Brink? Comparte esta nota con esta villa tan peculiar donde cada miembro de la familia tiene su propio espacio.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!