Comienzan a construir casas en Argentina con botellas plásticas recicladas

El humano ha sido el mayor responsable en la destrucción de la naturaleza siendo el ser más contaminante que habita en nuestro mundo; sin embargo, somos los únicos que podemos poner en reversa el daño que ha sufrido nuestro planeta Tierra.

La ciencia y las industrias van por una tendencia ecológica que han denominado ‘ecoamigable’; esta tendencia adoptada se basa en prácticas y planes sustentables que permitan el uso de materiales que produzcan un menor daño ambiental, también tienden a aprovechar, reutilizar y reciclar todo los recursos y de esa manera reducir la contaminación.

En Argentina, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, mejor conocido como el CONICET, que es una institución destinada a la promoción del desarrollo científico de la nación, está trabajando desde el 2015 en un novedoso proyecto que ha logrado dar frutos, siendo una muy buena noticia para el planeta.

Al comienzo, Rosana Gaggino notó la problemática de la contaminación que sufren las ciudades debido a las botellas de plástico no retornables de las bebidas; de hecho, en Argentina, 12 millones de botellas son desechadas cada 24 horas.

Por esa razón, Gaggino, junto a su equipo de investigación, idearon una manera de eliminar ese problema de contaminación y así lograron convertir la ordinaria basura en ladrillos de polietilen-tereftalato, que pueden ser usados en construcciones.

Usamos PET procedente de envases descartables de bebidas y cemento pórtland como ligante, más un aditivo químico que mejora la adherencia de las partículas plásticas al cemento”, dice Gaggino.

Estos ladrillos no solamente son una buena opción para reciclar, siendo más ecológicos que los usados convencionalmente, sino que pesan menos y funcionan mejor como aislantes térmicos en las viviendas.

VER TAMBIÉN:  A los 82 años esta mujer cruza la Cordillera de los Andes por cuarta vez

El ladrillo fabricado por Gaggino y su equipo fue todo un éxito y durante el año siguiente el CONICET y el gobierno de Argentina se dedicó a implementar capacitaciones para el uso de los ladrillos PET. De esa manera, tan solo un año después, en Junín se construyó la primera casa hecha con ladrillos PET de manera exitosa.

Ahora, los ladrillos PET tienen un nuevo propósito gracias a una iniciativa creada por 3 jóvenes de Córdoba; el plan de los tres muchachos es darle un hogar digno a más de 3 millones de personas en ese país, las viviendas serán fabricadas con estos ladrillos ecológicos.

Este plan solo trae beneficios; solucionará el problema de las personas que carecen de una vivienda, usarán una tecnología que no le provocará daño al planeta y reducirá la basura porque los ladrillos permitirán reciclar más de 50 mil toneladas de botellas desechadas por año.

La Nación / conicet

Te invitamos a seguir a los chicos creadores de la campaña ‘EcoInclusión’, ellos son Fabián Saieg, Leandro Lima y Leandro Miguez, ayúdalos a continuar creando hogares.

Es una muy buena noticia para el planeta, ojalá todos lo pongamos en práctica. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!