Los padres de casi 50 niños comprueban que el chófer del bus no los llevó a la escuela

En algunos países, el frío invierno puede tomar por sorpresa a sus habitantes. Por más que año a año sepamos que en ocasiones puede amanecer con un mal temporal, llegando incluso a caer intensas nevadas, nunca estamos suficientemente preparados ni tomamos todas las precauciones.

Es lo que sucedió el pasado mes de diciembre en el Condado de Shelby, Alabama, en Estados Unidos.

La Escuela Primaria de Montevallo ante la nevada repentina, decidió empezar las clases más tarde de lo habitual mientras esperaban que el hielo de las carreteras se derritiera.

Pero lamentablemente, a uno de los chóferes que recogía a casi 50 niños no le llegaron las indicaciones, y para ese momento ya tenía a todos los pequeños dentro del autobús. Cuando se dio cuenta que regresar a los niños a sus domicilios supondría ponerlos en un riesgo aún mayor, se le ocurrió hacer algo mejor.

Wayne Price trabaja como chófer para la Escuela Primaria de Montevallo desde hace muchos atrás y siempre se ha caracterizado por ser muy cuidadoso y amable con los niños.

Para que los pequeños no se pusieran nerviosos, les pidió que apagasen sus teléfonos móviles durante 2 horas. Y en lugar de atemorizarlos, supo que tenía que mantenerlos ocupados, así que los llevó al local más cercano de McDonald’s.

Ciertamente, su proceder no era en un principio el más correcto. Pero en la escuela confiaban 100% en Wayne y estaban convencidos de que los niños estarían en las mejores manos.

Cuando los pequeños vieron que Wayne los estaba llevando a todos a un McDonald’s pensaron que se había vuelto loco.

Pero se quedaron más impactados todavía cuando vieron que Wayne quiso recompensarles pagándoles galletas para todos, debido a que se habían perdido el desayuno de la escuela por el retraso.

En el autobús había entre 40 y 50 niños, por lo que lo que tuvo que pagar Wayne no fue poco.

Después de que los pequeños disfrutaron como nunca, regresaron sanos y salvos a la escuela. Y el personal no pudo menos que compartir el gesto de Wayne en Facebook:

“¡El Señor Price, uno de nuestros conductores de autobuses, realmente demostró tener un gran espíritu navideño! El martes, cuando la escuela pospuso su apertura debido a las carreteras heladas y no pudo servir el desayuno, Wayne compró galletas en McDonald´s para todos los estudiantes del autobús. ¡Qué gesto tan amable que nuestros estudiantes siempre recordarán! “.

Mr. Price, one of our bus drivers, truly demonstrates the spirit of Christmas! On Tuesday, when school was delayed due…

Publicada por Montevallo Elementary School en Miércoles, 12 de diciembre de 2018

Muchas personas aplaudieron el gesto del conductor y decenas de madres reconocieron que no era la primera vez que Wayne mostraba semejante amabilidad con los niños.

Inlcuso la madre del conductor comentó la publicación de la escuela, conmoviendo a todos:

«Este hombre precioso es mi hijo que se dedicó al Señor y es conductor de autobús. Que Dios obtenga la gloria por TODAS las cosas buenas que ha hecho por los jóvenes durante toda su vida adulta», escribió la madre de Wayne. Y tantos otros la felicitaron por el buen hijo que había formado.

Este es un gesto de solidaridad que merece ser reconocido y compartido, no te vayas sin hacerlo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!