Con traje formal y bajo un inclemente sol vende comida en la autopista para sobrevivir

Se dice que una imagen vale más que mil palabras, sin embargo, aún muchos se cuestionan acerca de la importancia de la apariencia física en el trabajo. Sea cual sea la labor que se desempeñe, a la hora de trabajar, la primera impresión es crucial para muchos aspectos en el futuro.

Un joven vendedor ambulante nigeriano sí que sabe lo que significa el aspecto a la hora de atender a sus clientes en una autopista de su país natal. Incluso bajo el ardiente sol africano, usa lentes de sol, traje y corbata para vender sus productos a las personas quienes lo observan sorprendidas realizando su faena.

Un de ellas, el senador Shehu Sani, fue quien lo hizo famoso al encontrárselo y conocerlo personalmente. El político lo grabó en un vídeo que luego compartió en sus cuentas de las redes sociales donde se volvió viral.

“Acabo de conocer a esta joven mientras conducía”, dijo Sani.

A pesar de las altas temperaturas que persisten en Nigeria durante todo el año, a este hombre se lo ve feliz de servirle a sus clientes. Con mucha amabilidad, sencillez y educación ofrece su mercancía, siempre con una sonrisa a flor de labios.

Es más, varios usuarios han llegado a la conclusión de que el atuendo de este muchacho humilde es una estrategia de mercado para llamar la atención del colectivo y atraer cada vez a más conductores.

Todo parece indicar que sabe de la importancia de la apariencia en el trabajo. Como resultado, las ventas han subido considerablemente debido a su peculiar estilo. Los clientes lo toman más en serio y el hombre aprovecha cada oportunidad que se le presenta.

Algunos residentes de la zona quienes ya lo conocen de sobra, afirman que, en ocasiones, el vendedor ambulante hasta parece un funcionario policial ataviado con el famoso traje. No obstante, y aunque aún se desconoce su identidad, todo apunta a que disfruta mucho lo que hace con la mejor actitud y, de paso, luce impecable.

Su buen número de clientes coincide en afirmar que, en verdad les resulta muy agradable tratar con él, que todos quieren comprarle. Su fotografía se ha compartido en innumerables ocasiones en Internet.

“Se ve increíble y amo su actitud, así deberían lucir y ser todos los vendedores. Es impresionante su forma de ser, habla muy bien de él”, se lee en uno de los comentarios a la publicación.

Tal y como hemos visto, la imagen personal es algo más que la apariencia, es un conjunto de cosas que dicen mucho de ti. La higiene, el tipo de ropa, la manera de hablar, todo comunica.

Existen muchos atributos que contribuyen a la formación de la imagen personal, incluyendo nuestra actitud, comportamiento, el tono y volumen de nuestra voz, nuestros gestos y lo más importante: la sonrisa con la que recibimos a nuestros clientes cada mañana.

Como hemos dicho, la imagen personal habla por nosotros, es un verdadero elemento de comunicación que, tal como en este ejemplo, siempre podemos utilizar a nuestro favor. Comparte esta historia con tu familia y amigos.