Compra una casa muy barata llena de desperdicios y halla entre la basura valiosos tesoros

Existen personas que tienen la manía de guardar hasta los objetos más insólitos, porque dizque les recuerdan a un ser querido, pero, también trastos viejos, aparatos dañados, mesas cojas, ropa vieja que ya nadie usará y otras cosas inútiles, con la esperanza de que estas se revaloricen y dejen de ser basura.

Pues bien, lograr alcanzar ese sueño es la meta de Alex Archbold, un youtuber e influencer con más de 400 mil suscriptores, pero, quien no ha saltado a la fama, precisamente por sus publicaciones, sino que, esta vez, se compró una casa llena de antigüedades, misma que pretende negociar por una buena cantidad de dinero.

Y es que, la casa que adquirió representa el sueño de todo aquel quien, como Alex, se dedica a acumular objetos durante años, esos que sus amigos le piden encarecidamente que tire a la basura, si no quiere morir sepultado bajo una montaña de cosas inservibles.

Si bien, al interior de la residencia había toneladas de desperdicios, lo que no sabía nuestro compulsivo protagonista y también propietario de una tienda de antigüedades ubicada en la ciudad de Edmonton, Canadá, era que, debajo de todo ese desorden se escondían fabulosos tesoros.

“Había toneladas de basura, es cierto, pero también más de un tesoro”, dijo Archbold.

Alex pagó unos 10 mil dólares canadienses por la propiedad, incluido todo lo que contenía en su interior. La casa era propiedad de Bette-Joan Rac, una profesora de piano, a quien conoció tras haberle comprado un Cadillac hace unos años atrás.

Hizo la gestión de la residencia a través del hijo de la pianista, quien desafortunadamente falleció. Cuál no sería su sorpresa cuando Alex comenzó a descubrir un preciado botín en el que encontró mucho más de lo que esperaba.

Además de la horrorosa cantidad de cosas, el hombre encontró joyas valiosísimas hechas en oro y diamantes, dinero en efectivo, un mobiliario antiguo de incalculable valor histórico y monetario, y hasta un lingote de plata salió a relucir de entre un colchón viejo arrumado en la antigua residencia.

Alex aprovechó para filmar su increíble hallazgo, a lo largo de 17 videos en donde se lo ve explorando cada vericueto de la enorme mansión, mostrando todos los tesoros que va encontrando a su paso.

“Es increíble la suerte de este hombre. En sus videos realmente hay mucho que ver”, dijo uno de los seguidores de Archbold.

Por otro lado, no nos queda la menor duda de que el hijo de la antigua propietaria se debe estar halando los pelos de rabia en este momento, ya que, todo indica que, después de subastar los objetos más valiosos, Alex sacará una buena tajada por su inversión inicial. ¡Qué suerte!

 Según calcula el youtuber, podría llegar a alcanzar casi el medio millón de dólares canadienses, es decir, más de 300 mil euros. Comparte esta historia increíble con tus familiares, amigos y seres queridos.